Fondos de inversión lamentan la falta de un borrador sobre directiva MIFID II

El presidente de la Asociación de Instituciones de Inversión Colectiva y Fondos de Pensiones (Inverco), Ángel Martínez Aldama, ha lamentado hoy que a seis meses de la implementación de la normativa europea MIFID II en España no haya un borrador del anteproyecto de ley que oriente al sector.

Durante el IV encuentro de banca privada y gestión de patrimonio organizado por los diarios El Mundo y Expansión, Martínez Aldama ha recordado que los ministros de Economía y Finanzas de la Unión Europea aplazaron hasta junio de 2017 la implementación de la nueva norma, y hasta enero de 2018 su entrada en vigor.

El Ecofín justificó este aplazamiento porque las infraestructuras de datos esenciales no estarían listas a tiempo, dada la magnitud de los retos técnicos a los que se enfrentan tanto la Autoridad Europea de Valores y Mercados (ESMA, en inglés) como las autoridades nacionales competentes.

Martínez Aldama representa a un sector, el de los fondos de inversión, que "no puede decirse que esté en crisis, con más de 380.000 millones de euros gestionados", ha dicho, pero que tiene por delante importantes retos, entre los cuales ha destacado la adaptación a MIFID II.

En España, ha recordado, debía haberse publicado ya un anteproyecto de ley para trasponer la norma comunitaria, pero no ha sido así, lo que provocará que "el plazo que las entidades van a tener para implementar la directiva parece que va a ser escaso o inexistente", dado que a falta de apenas seis meses desconocen cómo se va a trasponer la directiva.

No toda regulación es buena, ha añadido, después de varios años de "tsunami regulatorio", cuyo impacto aún no se ha analizado adecuadamente.

El expresidente de la Comisión Nacional del Mercado de Valores (CNMV) Manuel Conthe, que ha inaugurado la jornada, se ha referido también a MIFID II, pero desde el punto de vista de la psicología de los clientes.

Y es que, en su opinión, MIFID II va a tener repercusiones inmediatas en el mercado sobre todo en lo relativo al diseño de productos; cuando entre en vigor, los supervisores van a poder "prohibir" aquellos que no se adecúen a las necesidades de los inversores, que por su parte son renuentes a abonar comisiones por separado.

Es un hecho probado, ha explicado, que los inversores, y no sólo en España sino en otros países con mayor cultura financiera, como el Reino Unido, son reacios a pagar comisiones explícitas, que es una de los puntales incluidos en MIFID II: la separación de las comisiones de los fondos, con objeto de aumentar la transparencia.

Ni este artículo, ni sus datos, ni su contenido multimedia o relacionado constituyen recomendación alguna o estrategia de inversión. Inversor Ediciones, SLU (incluyendo a sus profesionales, colaboradores y proveedores) declina cualquier responsabilidad relacionada con el uso que usted dé a los contenidos publicados por finanzas.com y/o la revista INVERSIÓN.