El oro rebasa los 1.500 dólares: ¿anticipo de un 2020 aún más brillante?

La_justicia_austríaca_devuelve_a_un_ladrón_el_dinero_que_robó_en_un_banco_0

La cotización del oro comenzó el año en los 1.282 dólares y hoy mismo se mueve en los 1.503 dólares, tras encadenar una racha alcista de cuatro sesiones, con lo que el saldo de ganancias anuales asciende al 17%. Incluso con el rally que llevan las bolsas (un 28% gana en el año el S&P500 y un 13% el Ibex 35) y aún cuando se ha eliminado el riesgo de un Brexit duro y se ha anunciado el acuerdo de fase uno en la guerra comercial, el metal precioso sigue concentrando la atención de los inversores, lo que podría anticipar un 2020 igual de brillante. 

De este modo, las cuatro subidas seguidas del oro suponen la mejor racha desde octubre y dejan al metal amarillo en máximos de siete semanas, una escalada que se produce en medio del debate entre los analistas sobre si la Fed mantendrá o no el año que viene la pausa en la rebaja de los tipos de interés. "Sin una postura dovish y moderada de la Fed, es muy poco probable que el oro tenga ganancias explosivas, pero parece que el mercado está tratando de establecer un nuevo rango de negociación más alto", dice Stephen Innes, jefe de estrategia de mercado en Asia de AxiTrader, en un informe que cita Bloomberg, En su opinión, la actual tendencia "es una señal muy favorable" para los inversores alcistas en oro.

Con todo, los expertos tampoco tienen todas consigo para que el año que viene el oro siga gozando del favor de los inversores, y así, mientras que en bancos como Goldman Sachs y UBS creen que la onza superará los 1.600 dólares, otras entidades son más cautas, como es el caso de JP Morgan, cuyos analistas creen que el oro bajará a medida que la economía mundial gane impulso. 

El propio Innes, que ve brotes verdes en la actual tendencia, también avisa de que hay que moverse con pies de plomo. "Se debe tener precaución ya que los mercados podrían volverse extremadamente volátiles, dada la baja liquidez, especialmente en los movimientos a la baja, ya que las noticias comerciales siguen siendo positivas y los mercados de acciones siguen escalando", remacha este experto. 

Desde el punto de vista técnico, el aspecto del oro invita al optimismo, ya que acaba de romper al alza la media de 55 sesiones luego de encontrar apoyo y soporte en los 1.455 dólares, que es justo el 38,2% del retroceso de Fibonacci desde los máximos del año que alcanzó el oro a principios de septiembre en los 1.557 dólares. Este nivel de máximos anuales es la próxima resistencia donde la acción del precio podría encontrar escollos para seguir progresando. 

Los inversores se posicionan en el oro de cara a 2020. Fuente: Bloomberg 

Ni este artículo, ni sus datos, ni su contenido multimedia o relacionado constituyen recomendación alguna o estrategia de inversión. Inversor Ediciones, SLU (incluyendo a sus profesionales, colaboradores y proveedores) declina cualquier responsabilidad relacionada con el uso que usted dé a los contenidos publicados por finanzas.com y/o la revista INVERSIÓN.