El motor de la economía europea se gripa por miedo a la inflación

El PMI de servicios retrocede a mínimos de cuatro meses y refleja la moderación del gasto y la preocupación por la inflación

El PMI de servicios de la eurozona arrojó una lectura final en septiembre de 56,4 puntos, su valor más bajo en cuatro meses. Certifica que el motor de la economía europea se contrae por miedo a los efectos de la inflación.

La cifra es un décima superior a lo que esperaba el consenso de analistas, pero refleja la incertidumbre que supone una inflación disparada por encima del 3 por ciento y en máximos de 13 años.

Publicidad

Los proveedores de servicios están experimentando un "marcado enfriamiento del crecimiento de la demanda, que puede explicarse menos fácilmente por la escasez", dijo Chris Williamson, economista de IHS Markit, consultora que elabora los índices del PMI.

A su juicio, la evolución se explica, en parte, por las preocupaciones que aún existen por la pandemia del coronavirus, pero especialmente por los precios más altos y una cierta moderación del gasto tras la reapertura inicial de las economías.

Los costes del sector servicios se disparan en la zona del euro

En el sector de servicios, los costes de las materias primas aumentaron en septiembre al ritmo más rápido desde mediados de 2008, mientras que los precios cobrados estuvieron entre los más altos en más de 20 años.

"La economía entra en el último trimestre del año en una trayectoria de crecimiento lento", dijo Williamson. "Una caída en la confianza empresarial al nivel más bajo desde febrero añade más riesgos a la baja a las perspectivas".

Publicidad
Publicidad

La evolución a la baja del indicador de servicios europeos está en consonancia con la lectura del PMI de manufacturas publicado recientemente, que mostró su mayor contracción desde abril del año pasado.

El rebote de los valores tecnológicos sostiene al mercado

Los problemas en las cadenas de suministro y los cuellos de botella están causando importantes retrasos en la industria europea, “sin síntomas de una mejora inminente”, dijo Williamson.

Las bolsas europeas recogieron estos datos sin muchos cambios. El IBEX 35 se anota alrededor del 0,4 por ciento, mientras que el CAC subía un 0,5 por ciento y el DAX, un 0,2 por ciento.

Los que tiran y sujtan al mercado son los valores tecnológicos, tras el fuerte castigo de este lunes.

En portada
Publicidad
Noticias de