El Ibex-35 no puede con los 8.600 y el interés del diez años cae por debajo del 1%

bolsa

La jornada fue de más a menos en los mercados de renta variable europeos. El selectivo español comenzó la jornada con fuerza y a las diez de la mañana marcaba sus máximos intradiarios en los 8.632 puntos. El Ibex-35 se mantuvo sobre los 8.600 puntos hasta las dos de la tarde cuando se vino abajo, para terminar la jornada en los 8.562 puntos, lo que supone una revalorización del 0,27%. Otros indicadores registraron mejor resultado que el español: así, el Ftse Mib de Milán ganó un 0,71%, mientras que el Dax alemán se apuntó un 0,63%. Pero otros lo hicieron peor, como el Ftse 100 británico, que se apuntó un 0,23% y el Cac 40, un 0,11%. 

En las primeras horas del día, el selectivo español, al igual que el resto de indicadores del Viejo Continente, tuvo el apoyo del potente informe de empleo que se publicó el viernes en Estados Unidos y que da muestra de la fortaleza de la primera economía del mundo. Además, a ello se unieron unos buenos dato de la zona euro: el índice de confianza del inversor, el Sentix, se recuperó en agosto desde 1,7 puntos hasta los 4,2 puntos, cuando el consenso de analistas, si bien esperaba una mejor, había pronosticado que se quedara en los 3 puntos. Además, el índice de producción industrial de Alemania fue positivo. En tercer lugar, la banca también suponía un gran soporte, con su rebote, para todos los mercados europeos. 

Si los índices perdieron fuelle a partir de primera hora de la tarde fue, quizás, porque Wall Street no mostraba demasiada convicción en la apertura. Es cierto que los índices de la Bolsa de Nueva York comenzaron en verde quizás con ganas de superar los máximos históricos marcados a mediados del mes de julio, en el caso del Dow Jones y el mismo viernes en el del S&P 500, pero el mal de altura venció. Quizás debido a que esa solidez económica mostrada por el mercado de trabajo americano anticipa una subida de los tipos de interés antes de lo previsto por los inversores, que prácticamente descartan que haya este tipo de movimientos antes de final de año. O puede que los inversores se acordaran del regular dato de exportaciones publicado por China esta última madrugada. 

Las subidas del selectivo perdieron brío porque también lo hicieron las de la banca, aunque muchas entidades lograron terminar la jornada entre los mejores valores del día. Así, Popular y Bankia, con sus avances del 2,32% y del 2,06%, respectivamente, encabezaron las ganancias del día. Entre los mejores, también Santander, que se anotó un 1,75%, mientras CaixaBank y el Sabadell ganaron un 1,63% cada uno. BBVA y Bankinter, por su parte, avanzaron algo más de medio punto porcentual. 

Entre los grandes, avances para Repsol, que subió un 1,13%, mientras que Telefónica subió un 0,41%. 

Entre los mejores se colocó Meliá, que subió casi un 2% en su primera sesión en el selectivo, al sustituir a FCC. 

En rojo, Inditex fue el peor, con un descenso del 1,36%, seguido de Cellnex y de Red Eléctrica, que perdieron alrededor de un 1%. Aena y Enagás se colocaron después con pérdidas de un 0,81%. 

En el Índice General de la Bolsa de Madrid, Tubos Reunidos fue el más rentable, con una revalorización del 7,5%. Bodegas Riojanas fue el peor, con un recorte del 5,54%. 

En el Eurostoxx 50, el sector financiero fue el más rentable: Deutsche Bank y Allianz avanzaron un 3%, mientras Unicredito y Axa se apuntaron un 2,81% y un 2,63%, respectivamente. Generali también ganó más de un 2%. Entre los diez mejores, más entidades: Generali, Santander, ING, E.On, Intesa SanPaolo y BNP Paribas. 

Hito en la deuda española

En el mercado de deuda, una importante novedad: la rentabilidad del bono español a diez años cayó por debajo del 1% por primera vez en la historia. El rendimiento de la deuda española ha caído más de 0,6 puntos porcentuales desde las elecciones del 26 de junio. Aunque todavía no hay gobierno, parece que la expansión monetaria a nivel global (cuyo último evento tuvo lugar el 4 de agosto, cuando el Banco de Inglaterra bajó el precio oficial del dinero) está pesando más que la incertidumbre política interna. En términos de precio, el bono español ha subido un 4%. Por eso, quizás no sea acertado atribuir este fenómeno al resultado de la encuesta del CIS, de acuerdo con la que el PP se mantiene como primera fuerza y el PSOE gana apoyos en detrimento de Unidos Podemos y Ciudadanos. 

Mientras tanto, el rendimiento de su comparable italiano se colocaba en el 1,13%, levemente por debajo del rendimiento con que terminaba la semana pasada. La rentabilidad del bono americano bajaba hasta el 1,58%, mientras que la del alemán se situaba en el -0,07%. 

En el mercado de divisas, el euro perdía posiciones levemente respecto al billete verde, para colocarse en 1,1077 unidades. A primera hora de la mañana se colocaba en 1,11 unidades. 

En el mercado de materias primas, el barril de Brent, de referencia en Europa, avanzaba un 2,24%, hasta los 45,26 dólares. El de West Texas, de referencia en Estados Unidos, se anotaba un 1,44%, hasta los 42,40 dólares. También el crudo se veía favorecido por la previsión de que tanto la fortaleza económica de Estados Unidos como los estímulos de los bancos centrales apoyarán el crecimiento global. Además, el presidente de la OPEP, Mohammed bin Saleh Al-Sada, anticipó precios más altos para el petróleo. Además anunció conversaciones informales del cártel el próximo mes en Argelia. 

Ni este artículo, ni sus datos, ni su contenido multimedia o relacionado constituyen recomendación alguna o estrategia de inversión. Inversor Ediciones, SLU (incluyendo a sus profesionales, colaboradores y proveedores) declina cualquier responsabilidad relacionada con el uso que usted dé a los contenidos publicados por finanzas.com y/o la revista INVERSIÓN.