El Gobierno Vasco quiere emitir cada año "bonos sostenibles" por 500 millones

El Gobierno Vasco quiere que los "bonos sostenibles", destinados a captar fondos para financiar proyectos verdes y sociales, que este año ha lanzado por primera vez "tengan continuidad" en el tiempo y se plantea lanzar emisiones anuales por un importe cercano a los 500 millones de euros.

Así lo ha anunciado el viceconsejero de Hacienda y Presupuestos, Alberto Alberdi, quien hoy ha comparecido en comisión en el Parlamento vasco para informar de la primera emisión de estos bonos sostenibles, que tuvo lugar el pasado día 5 y que logró que la demanda triplicara a la oferta.

El Ejecutivo tampoco descarta que en el futuro se emitan bonos "exclusivamente verdes o sociales", aunque hoy por hoy se decanta por la figura de los bonos "sostenibles", que con un concepto más amplio engloba proyectos asociados a "criterios ESG, es decir, ambientales, sociales y de gobernanza".

Alberdi ha valorado la demanda que lograron los primeros "bonos sostenibles" de Euskadi, que captaron el interés "de más de un centenar de inversores", principalmente de España (34 %), Alemania-Austria (26 %), Francia (23 %); Benelux (6 %), Italia (4 %), Suiza (3 %), Asia (2 %) y países nórdicos (1%), según ha informado el Departamento de Hacienda y Presupuestos.

Por tipo de inversor, destaca el sector asegurador (32 %), fondos de inversión (30 %), bancos (12 %) y fondos de pensiones (5 %), aunque también hay presencia de fondos soberanos (2 %) y bancos centrales (2 %), "lo que no deja de ser una muestra de la confianza en el Gobierno Vasco y el país", ha dicho el viceconsejero.

Ha recordado que la emisión de bonos tuvo que retrasarse una semana, hasta el 5 de junio, "debido a las circunstancias que vivió la política en el Estado" con la moción de censura y la llegada a La Moncloa de Pedro Sánchez, que "se añadieron a las turbulencias que ya habían comenzado en Italia" con las dificultades para formar Gobierno.

Finalmente la emisión vasca logró que la oferta triplicara la oferta. "No cabe duda de que aprovechamos una ventana de oportunidad que se cerró inmediatamente después por noticias referentes a cambios en la política monetaria", ha dicho Alberdi, que cree que "más allá del precio conseguido", el "éxito de la operación" se debe a sus características, en alusión a su carácter sostenible.

De cara al futuro el Gobierno Vasco basa su estrategia financiera en tres pilares, ha dicho el viceconsejero: la emisión de bonos sostenibles de forma regular por un importe cercano a las 500 millones de euros "para ampliar la base de inversores y reforzar la liquidez"; aumentar el vencimiento medio de la deuda con emisiones de menor importe y mayor plazo, y diversificar las fuentes de financiación combinando préstamos y emisiones".

Ni este artículo, ni sus datos, ni su contenido multimedia o relacionado constituyen recomendación alguna o estrategia de inversión. Inversor Ediciones, SLU (incluyendo a sus profesionales, colaboradores y proveedores) declina cualquier responsabilidad relacionada con el uso que usted dé a los contenidos publicados por finanzas.com y/o la revista INVERSIÓN.