El beneficio del mayor banco de Brasil creció el 14,6 % hasta septiembre

El Banco do Brasil, la mayor institución financiera del país y que es controlado por el Estado, obtuvo en los nueve primeros meses de este año un beneficio neto de 9.059 millones de reales (unos 2.114 millones de euros), con un crecimiento del 14,6 % frente al mismo período del año pasado.

La entidad pública atribuyó el fuerte aumento de sus ganancias a la reducción de las provisiones reservadas para el pago de deudas de difícil cobro, gracias a que la mejora de la economía de Brasil redujo las tasas de impago, así como al aumento de los ingresos que obtuvo por tarifas y al control de sus costos.

Según el comunicado enviado por el Banco do Brasil a sus accionistas, mientras que los ingresos por tarifas crecieron en un 5,3 %, por encima de la inflación del período, los costes administrativos de la entidad sólo aumentaron un 0,8 %, por debajo del índice de precios.

El beneficio del banco en el tercer trimestre fue de 3.175 millones de reales (unos 740,7 millones de euros), un valor en un 11,78 % superior al del mismo período del año pasado y un 1,27 % mayor que el del segundo trimestre de 2018.

Según la consultora Economática, las ganancias acumuladas entre julio y septiembre fueron las mayores obtenidas por el Banco do Brasil en un trimestre desde los tres primeros meses de 2015, antes de que la economía del país cayera en una profunda recesión.

En su comunicado, el banco, controlado por el Estado pero con acciones negociadas en la Bolsa de Sao Paulo, informó que su cartera de crédito en septiembre ascendía a 686.300 millones de reales (unos 160.109,8 millones de euros), con un crecimiento del 1,4 % respecto al mismo mes del año pasado.

El crédito para consumidores creció un 5,7 % en los últimos 12 meses impulsado por una mayor demanda de la financiación inmobiliaria y de los préstamos que son descontados directamente de los salarios.

La tasa de impago, medida por el porcentaje de créditos vencidos hace más de 90 días y que no han sido pagados, se redujo más de un punto porcentual, desde el 3,94 % en septiembre del año pasado hasta el 2,83 % en el mismo mes de este año.

Esa mejora permitió al banco reducir los recursos reservados para cubrir préstamos de difícil cobro, sus provisiones, desde unos 6.300 millones de reales (unos 1.469 millones de euros al cambio actual) en septiembre del año pasado hasta 4.900 millones de reales (unos 1.143 millones de euros) en el mismo mes de 2018.

De acuerdo con el comunicado, los activos del banco crecieron un 5,1 % en el último año, hasta 1,471 billones de reales (unos 343.004,2 millones de euros), que confirman a la entidad como la mayor del país y de Sudamérica.

Ni este artículo, ni sus datos, ni su contenido multimedia o relacionado constituyen recomendación alguna o estrategia de inversión. Inversor Ediciones, SLU (incluyendo a sus profesionales, colaboradores y proveedores) declina cualquier responsabilidad relacionada con el uso que usted dé a los contenidos publicados por finanzas.com y/o la revista INVERSIÓN.