El BCE retira la autorización bancaria al BES "malo" y lo liquida

El Banco Central Europeo (BCE) retiró la autorización bancaria a la parte tóxica del Banco Espírito Santo (BES) y procedió a su liquidación, informó hoy el Banco de Portugal (BdP).

"El Banco Central Europeo retiró la autorización del Banco Espírito Santo, S.A. ("BES") para el ejercicio de la actividad de institución de crédito", comunicó el BdP, que constató que esta decisión implica "la disolución y la entrada en liquidación del banco".

El banco "malo" BES, creado en agosto del 2014 cuando colapsó el antiguo Banco Espírito Santo, era un vehículo financiero con los activos y pasivos tóxicos, entre los que se situó a todos accionistas del BES, cuya misión es gestionar los mismos e intentar recuperar una parte de ellos para devolverlos a los inversores.

Los activos buenos de ese antiguo BES fueron a parar al Novo Banco, recapitalizado con 4.900 millones de euros de dinero público y actualmente en proceso de venta.

Entre agosto del 2014 y julio del 2016, el jurista Luís Máximo dos Santos y su equipo estuvieron al frente del BES "malo" y el gobernador del Banco de Portugal agradeció el trabajo de ellos.

Se agradece "la gran dedicación y competencia demostradas en el ejercicio de sus funciones, en condiciones pioneras y particularmente complejas", señaló el BdP.

En mayo pasado, el BES tóxico anunció pérdidas de 2.600 millones de euros en 2015, un 72 % menos que en el 2014, y comunicó un pasivo de 5.400 millones de euros, más del doble que en el 2014.

Ni este artículo, ni sus datos, ni su contenido multimedia o relacionado constituyen recomendación alguna o estrategia de inversión. Inversor Ediciones, SLU (incluyendo a sus profesionales, colaboradores y proveedores) declina cualquier responsabilidad relacionada con el uso que usted dé a los contenidos publicados por finanzas.com y/o la revista INVERSIÓN.