El BCE espera "prudencia" de los bancos en sus remuneraciones y dividendos

El Banco Central Europeo (BCE) espera que los bancos "adopten una postura prudente y prospectiva" en sus políticas de remuneración y reparto de dividendos.

El BCE ha publicado hoy los resultados de su segundo Proceso de Revisión y Evaluación Supervisora (PRES), realizado en 2016.

Insiste como hace un año en que los bancos deben ser prudentes en sus remuneraciones y dividendos para poder cumplir todos sus requisitos de capital, incluidos los que sean resultado del PRES.

La demanda agregada de capital para 2017 de las entidades de crédito supervisadas directamente es comparable a la de 2016, situada en promedio y en una mediana de en torno al 10 % del capital de nivel 1 ordinario (CET1).

El CET1 es el capital de máxima calidad de una entidad de crédito, se compone principalmente de acciones ordinarias, y mide la solidez del capital de una entidad.

"Este ciclo de revisiones supervisoras muestra que la supervisión bancaria europea está haciendo que nuestros bancos sean más seguros", declaró la presidenta del consejo de Supervisión del BCE, Danièle Nouy.

Además de los requisitos de capital, el BCE impuso medidas de liquidez cuando los bancos tenían una dependencia demasiado grande de la financiación mayorista a corto plazo o gestionaban inadecuadamente los riesgos asociados a la gestión de garantías.

Las medidas de liquidez incluidas requerían a las entidades ratios de cobertura de liquidez superiores al mínimo regulatorio y, en algunos casos, imponían cantidades mínimas específicas de activos líquidos.

El BCE impuso también medidas cualitativas para compensar las debilidades de gobernanza.

Ni este artículo, ni sus datos, ni su contenido multimedia o relacionado constituyen recomendación alguna o estrategia de inversión. Inversor Ediciones, SLU (incluyendo a sus profesionales, colaboradores y proveedores) declina cualquier responsabilidad relacionada con el uso que usted dé a los contenidos publicados por finanzas.com y/o la revista INVERSIÓN.