Economía alarga 2 años plazo para constituir el fondo de reserva de Kutxabank

El Ministerio de Economía ha elaborado un borrador que flexibiliza el fondo de reserva que deben constituir algunas fundaciones bancarias, lo que beneficiará directamente a Kutxabank y su accionista mayoritaria, la BBK, que tendrá dos años más para dotarlo.

El Tesoro hizo público ayer en su "web" el borrador, que está en audiencia pública hasta el 17 de marzo y tendrá que ir posteriormente al Consejo de Estado.

Tras estos trámites, se espera que hacia finales de mes se apruebe por el Consejo de Ministros, según han explicado a Efe fuentes de Ministerio de Economía. El decreto se aprobará directamente, sin tener que pasar luego por el Congreso.

El origen de este fondo está en la ley que establece que las antiguas cajas de ahorro -ahora fundaciones bancarias- tienen que tener una participación minoritaria en las entidades financieras, en línea con la exigencia europea de que las cajas no controlen bancos.

Para las fundaciones bancarias que tengan una participación de más del 50 % en un banco, la ley obliga a crear un fondo de reserva. Afecta directamente a la Fundación BBK, puesto que es propietaria del 57 % de Kutxabank, mientras que Kutxa tiene el 32 % y la Vital el 11 %.

Este fondo supone una garantía de la capitalización del banco y permitirá a Kutxabank seguir sin salir a bolsa.

En dinero, el fondo de reserva está calculado en unos 235 millones en el caso de BBK, que tenía cinco años -hasta el 2020- para la constitución del fondo.

Ahora, el nuevo borrador fija un plazo de siete años para dotar el fondo de reserva, es decir, hasta 2022. Incluso el borrador, en su artículo segundo, indica que si como "consecuencia de la evolución económica de la entidad" -en este caso Kutxabank- no pudiera constituir el fondo en siete años, podría pedir al Banco de España una ampliación de plazo en dos años más, hasta nueve.

El alargamiento de los plazos supone que la BBK tendrá que aportar 33,5 millones anuales al fondo -son lineales, es decir, lo mismo cada año- en vez de los 47 previstos hasta ahora.

El dinero del fondo procede al menos en un 50 por ciento del dividendo que le da anualmente Kutxabank a la Fundación. Así, Kutxabank no tendrá que "estresarse" tanto en la obtención de dividendos para dárselos a su principal accionista, y la BBK tendrá más margen para dotar su obra social.

Ni este artículo, ni sus datos, ni su contenido multimedia o relacionado constituyen recomendación alguna o estrategia de inversión. Inversor Ediciones, SLU (incluyendo a sus profesionales, colaboradores y proveedores) declina cualquier responsabilidad relacionada con el uso que usted dé a los contenidos publicados por finanzas.com y/o la revista INVERSIÓN.