Draghi y algunos resultados empresariales facilitan el ataque a las zonas de resistencia clave

Nuevamente la aparición en escena de Mario Draghi ha permitido un empujón con el que intentar superar las zonas de[…]

Nuevamente la aparición en escena de Mario Draghi ha permitido un empujón con el que intentar superar las zonas de resistencia. Además se ha contado con buenas publicaciones de resultados de gigantes como Amazon, Google o Microsoft que han dado brillo a una temporada de resultados que está dejando bastante que desear en otros sectores. De momento, las bolsas europeas intentan las rupturas de sus niveles de resistencia dejando algunos huecos diarios que igual deben cerrarse para buscar confirmación si aparecen las dudas. Sólo han sido otra vez palabras sin hechos los que avalan el empuje y tocara aún esperar al cierre semanal y la consistencia en la superación de los niveles para apuntalar las opciones de avances que tocarían hasta el final del ejercicio si seguimos atendiendo a las pautas estacionales. De momento es una mejora técnica significativa en los gráficos europeos pero el camino sigue plagado de niveles de resistencia que se han dejado en la corrección desde los altos anuales. 

Pero si el sentimiento sigue tornándose otra vez positivo los objetivos hasta estas zonas que son posibles de recuperar son atractivos. Se puede incrementar de nuevo el nivel de riesgo con stop ajustados a los niveles clave de soporte dejados atrás y si se producen retrocesos para validar las resistencias superas si estas se mantienen supondrán un buen punto acumulación de cara a que pueda cumplirse este escenario. Y si falla, los niveles de pérdidas son más que asumibles. Siguen las incertidumbres sobre el impacto global que pueda tener al ralentización de China y hay citas importantes en el calendario con la FED como protagonista antes del cierre del ejercicio y a nivel local empezamos ya con las elecciones con la economía en el punto de mira. Las materias primas siguen buscando confirmar sus opciones de suelo y desde luego las rentabilidades de la renta fija siguen desincentivando el ahorro, aunque por ahora los efectos del incremento de liquidez no parecen estar siendo la solución.

El dólar tras la palabras de Draghi se ha ido a buscar la zona de soporte sobre los 1,1100 en una apreciación fulgurante confirmando el nuevo fallo en la superación de forma consistente de la zona de los 1,1400-1,1500 que sigue como resistencia clave para ampliar movimientos direccionales. También el nivel actual es un soporte fuerte que puede dilatarse hasta los 1,1000 como siguiente soporte y en los 1,0800 mantiene la referencia para poder dilatar movimiento a los mínimos anuales. Sólo perdiendo los 1,0500 vuelve a entrar el juego el nivel de la paridad, que por el momento es la puesta ausente que se manejaba a principio de ejercicio con la expectativa de la subida de tipos por parte de la FED pendiente de resolver.

EL SP500 habría validado los dos niveles de ruptura que activan las opciones de un nuevo impulso al alza con el objetivo la zona de máximos anuales y que podría intentar completar de nuevo antes del final de ejercicio. El primer nivel ya pasado en las semanas anteriores eran la zona de los 2.0000 puntos que ha retesteado en este nuevo avance. Y la segunda referencia estaba en los 2.020 en la que ha repetido patrón. La zona de confirmación está con los cierres semanales por encima de los 2.040 puntos que ya sitúan al índice en la zona de ataque confluyente con la media móvil de 200 sesiones. Si aguanta el cierre semanal por encima de los 2.050 puntos se queda por encima de la base del lateral que ha predominaba desde marzo y escenifica el objetivo en la zona de resistencia de los 2.130 puntos que tenemos como techo de este lateral y que corresponde a los máximos anuales e históricos. Cierres semanales por encima de estos niveles nos activan de nuevo un escenario alcista a medio plazo que extendería las proyecciones hasta los niveles de los 2.200-2.250 puntos como siguiente posible objetivo. Comenzaría a ganar probabilidades este escenario si logra superar de forma consistente el nivel de los 2.080 puntos y deja a la media móvil de 200 sesiones de nuevo como soporte de la base del rango.

Si falla ahora en el primer intento de recuperar estas zonas de resistencia el nivel de los 2.020-2.000 puntos es un soporte que debería aguantarse en los retrocesos para seguir pensando en este escenario que pueda aprovechar la estacionalidad positiva. Cierres por debajo nos devuelven al lateral de consolidación de la corrección y debilitarían de nuevo el escenario técnico. Dentro del rango están los soporte sobre los 1.970-1960 puntos que abrirían el sesgo negativo del mismo que se confirmaría perdiendo los 1.950 puntos. La base del canal en los 1.870 puntos es la zona a no perder para no entrar en fase de extensión de corrección con objetivo entonces en los 1.700-1.650 puntos. Este continúa como escenario técnico con menores probabilidades asignadas pero no es posible su descarte. puede ser necesaria para sanear la subida que se mantenga la estructura de avances y retesteos que se está mostrando.

El Ibex35 se atreve con la zona clave de los 10.500 puntos. Toca esperar al cierre semanal para confirmar su superación y ver la consistencia del mismo. De ser así confirmaría también el patrón de suelo de hombro-cabeza-hombro invertido con el que puede propiciarse el fin de la corrección y el inicio del impulso al alza para atacar niveles superiores vistos en este ejercicio. Se quedaría entonces dentro del rango original del año con la zona de la media móvil sobre los 10.830 puntos como siguiente objetivo que puede alcanzarse con poca resistencia intermedia ya que las veces que se perforó este nivel a a la baja en el año fueron rápidas. Después este rango de resistencia se extiende hasta los 11.000-11.250 puntos donde es más que probable se tome un respiro para consolidar el avance si este tiene lugar de forma vertical. Por encima de esta zona ya el nivel clave de los 11.600 puntos y su extensión hasta los máximos del año que confirman el techo del canal sobre los 11.800 puntos. La superación de este nivel abre entonces un nuevo escenario de avances a medio plazo que buscaría completar el objetivo de referencia del patrón de vuelta mayor que se proyecta sobre los 12.500 puntos. Aún hay reducida probabilidad asignada a este escenario pero iría aumentando en detrimento del escenario de corrección.

Publicidad
Publicidad

Si falla en la confirmación del avance la zona clave a no perder para mantener la estructura del patrón de vuelta queda en los 10.000 puntos. Por debajo con una extensión hasta los 9.800 puntos vuelve a entrar dentro del rango de consolidación y se sesgaría negativamente dentro del mismo perdiendo los 9.600 puntos. Entonces se puede amenazar al zona de mínimos del años por encima de los 9.250 puntos que junto con los 9.000 puntos son las zonas que de perderse activan el escenario correctivo. El objetivo de corrección teórico se sitúan en los 7.500 puntos con soportes intermedios en los 8.500-8.300 puntos y en los 8.000-7.800 puntos. Aunque seguimos sin poder descartarlo este escenario por ahora sigue como el de menor probabilidad técnica asignada.

En portada

Noticias de