Descafeinada

Sin apenas cambios ha finalizado hoy la Bolsa española, que se ha apeado de los 9.100 puntos tras perder un 0,04 %, en una sesión descafeinada en la que se ha visto afectada por algunos grandes valores, a pesar de las subidas de Repsol y del resto de plazas europeas.

Mejor ánimo en la apertura, cuando el IBEX 35, aupado por la Reserva Federal de Estados Unidos (Fed), que ha dejado la puerta abierta a frenar la subida de los tipos de interés, apostaba por las compras y, apenas quince minutos después, se anotaba el 0,88 %.

Con las campanas al viento por el posible acercamiento de posturas entre el Gobierno de Donald Trump y China en materia comercial, ayer el presidente de la Fed, Jerome Powell, estimó que los tipos se acercan a terreno neutro, señal de que el banco central estadounidense, que ya lleva tres alzas en lo que va de año, no los seguirá aumentando de manera significativa en los próximos meses.

Un anuncio que han entendido como un ablandamiento de la política monetaria los inversores, que a nivel nacional han conocido que el índice de precios de consumo (IPC) ha caído seis décimas en noviembre para quedar en el 1,7 % en tasa interanual.

En la agenda del día, además, el informe de Estabilidad Financiera presentado por el Banco Central Europeo (BCE), según el cual el entorno "se ha vuelto más desafiante" en los últimos seis meses.

A la espera de que en Buenos Aires dé comienzo la cumbre del G20, el IBEX 35 perdía el fuelle a mediodía, instante en el que reducía sus ganancias a un ínfimo 0,01 % por unos "pesos pesados" que neutralizaban las subidas generalizadas del sector bancario.

Falto de fuerza ha comenzado la mañana Wall Street, cuyo principal indicador, el Dow Jones, descendía un 0,26 % pasada media hora de los primeros intercambios, sumido en la resaca por las palabras de Powell, un mensaje que según algunos expertos no es tan claro como parecía.

Signo opuesto en los mercados del Viejo Continente, casi todos unidos bajo el paraguas del verde, con Londres subiendo un 0,49 %; París, un 0,46 %, y Milán, un 0,23 %; también plano Fráncfort, que ha cedido un leve 0,01 %.

En el mercado de materias primas, el precio del barril de Brent, petróleo de referencia en la región, se ha encarecido hasta los 59,38 dólares, en tanto que en el de divisas, el euro se ha apreciado por encima de los 1,14 dólares.

De vuelta a España, con la prima de riesgo en 119 puntos básicos, los grandes valores del IBEX 35 han concluido sin rumbo claro, con Iberdrola al frente de los retrocesos, un 1,40 %; Inditex, un 0,29 %, y el Santander, un 0,26 %.

Por su parte, Repsol ha rebotado un 2,02 %; Telefónica, un 0,33 % y BBVA, que en la víspera anunció el nombramiento como consejero delegado del turco Onur Genç, un 0,24 %.

Entre el resto de cotizadas, desplome de la cadena de supermercados Día, que ha caído un 9,24 %, a diferencia de Cie Automotive, mejor valor al sumar un 2,32 % en una sesión en la que se han negociado más de 1.400 millones de euros.

Ni este artículo, ni sus datos, ni su contenido multimedia o relacionado constituyen recomendación alguna o estrategia de inversión. Inversor Ediciones, SLU (incluyendo a sus profesionales, colaboradores y proveedores) declina cualquier responsabilidad relacionada con el uso que usted dé a los contenidos publicados por finanzas.com y/o la revista INVERSIÓN.