Deloitte critica la sanción por auditar Bankia, encargada por los reguladores

El presidente de Deloitte España, Fernando Ruiz, ha criticado hoy la sanción impuesta a la firma por el Instituto de Contabilidad y Auditoría de Cuentas (ICAC), por la auditoría llevada a cabo en Bankia, ya que tal y como ha alegado fue un trabajo encargado por los propios reguladores.

"No puede ser que se haga un trabajo que nos piden los reguladores y que luego nos sancionen", ha dicho Ruiz durante su comparecencia en la Comisión del Congreso que investiga la crisis financiera y en relación a la sanción impuesta por el ICAC a Deloitte, de más de 10 millones de euros, por auditar Bankia.

Una sanción que está recurrida y que Deloitte espera ganar según ha dicho Ruiz, que ha insistido en que los trabajos de auditoría y consultoría se hicieron a instancias del Banco de España y de la Comisión Nacional del Mercado de Valores (CNMV), que pidió a la entidad la revisión de la segregación de activos y pasivos de Bankia y su matriz BFA.

Durante su comparecencia, Ruiz ha sido preguntado por los grupos parlamentarios por el caso Bankia, por el que la firma Deloitte y el socio auditor Francisco Celma están imputados.

En este sentido, ha asegurado que Deloitte no comparte la opinión de los dos peritos del Banco de España que aseguran que las cuentas de la salida a Bolsa de Bankia no reflejaban la imagen fiel de la entidad.

Una opinión que tal y como ha indicado tampoco comparte los peritos de parte, ni el FROB, ni incluso el Ministerio Fiscal.

Aunque Deloitte auditó las cuentas trimestrales de marzo de 2011 de Bankia que se incluyeron en su folleto de salida a Bolsa, no participó en la elaboración de dicho folleto, ni en la decisión de la salida a bolsa de la entidad, en la fijación del precio, ni en la venta de acciones, ha defendido.

Preguntado por la negativa de Deloitte a firmar las cuentas de cierre del 2011, Ruiz ha explicado que la entidad nunca les entregó las cuentas firmadas por los administradores, un requisito legal imprescindible.

"Nunca recibimos esas cuentas firmas y por eso, nunca emitimos el informe", ha añadido Ruiz, que ha asegurado que desde 2011, Deloitte había avisado a Bankia de que las cuentas tenían salvedades.

Preguntado por los grupos por las tarjetas "black", ha explicado que no se detectaron porque estaban escondidas en "cuentas por errores de descuadre", "cuentas saco" en las que "no entras a ver estas cosas".

Por último, el presidente de Deloitte en España ha negado que la firma recibiera "presiones políticas" para que Bankia saliera a Bolsa.

Ni este artículo, ni sus datos, ni su contenido multimedia o relacionado constituyen recomendación alguna o estrategia de inversión. Inversor Ediciones, SLU (incluyendo a sus profesionales, colaboradores y proveedores) declina cualquier responsabilidad relacionada con el uso que usted dé a los contenidos publicados por finanzas.com y/o la revista INVERSIÓN.