Bankia se reúne mañana con los sindicatos para seguir perfilando el ERE

Bankia se reunirá mañana jueves con los sindicatos para retomar las negociaciones sobre el expediente de regulación de empleo (ERE) que acometerá la entidad tras la fusión con BMN, que incluye la salida de 2.510 empleados, en torno al 14 % de la plantilla.

Ambas entidades formalizaron su unión el pasado 8 de enero y comenzaron a negociar los términos laborales tres días después, el 11 de enero, lo que abrió un plazo de un mes para cerrar todos los flecos, aunque terminará antes si se llega a un acuerdo.

También establecieron el calendario de las reuniones entre la empresa y los sindicatos, que en principio se verán las caras los lunes y jueves de cada semana hasta el 11 de febrero.

Según fuentes sindicales consultadas por Efe, en el último encuentro, que tuvo lugar el pasado lunes, la entidad rebajó de 57 a 56 años (cumplidos a 31 de diciembre de 2017) la edad de prejubilación para sus empleados, con un porcentaje de la retribución bruta fija anual que no se concretó, calculado hasta los 61 años y descontando el desempleo.

La oferta incluye la suscripción del convenio especial con la Seguridad Social hasta los 63 años y especifica que para poder acogerse a estas medidas de desvinculación, los trabajadores tienen que tener 15 años de antigüedad reconocida en la empresa.

El ERE también incluye bajas incentivadas para menores de 56 años (también cumplidos a 31 de diciembre de 2017) con una indemnización equivalente a 25 días por año trabajado, con un límite de 18 mensualidades además de una prima de 1.000 euros por cada tres años de servicio y sin topes de antigüedad.

La oferta de la entidad prevé compensar con 3.000 euros a los trabajadores que tengan que trasladarse a más de 80 kilómetros de distancia de su residencia habitual y con 6.000 euros si son más de 180 kilómetros.

En cuanto a aquellos empleados que no acepten movilidad geográfica, Bankia les propondrá el despido con una indemnización de 20 días por año y con un límite de 9 mensualidades, según consta en la oferta de la entidad, que pretende que las medidas de afectación se apliquen a través de ventanas de ámbito provincial.

Asimismo, Bankia tiene intención de aceptar todas las solicitudes de salida voluntarias.

La entidad ya anunció el año pasado que iba a despedir a 2.510 trabajadores después de que se produjera la fusión con BMN, que tiene una plantilla de 4.300 empleados frente a los 13.400 de Bankia.

Los despidos se repartirán en principio de la siguiente manera: 817 trabajadores saldrán de los servicios centrales; 700 de la red de oficinas; 118 de servicios centrales territoriales; 300 por mejora de la eficiencia de sistemas y unos 210 por digitalización, al tiempo que se harán ofertas a 375 trabajadores que están actualmente en excedencia.

Ni este artículo, ni sus datos, ni su contenido multimedia o relacionado constituyen recomendación alguna o estrategia de inversión. Inversor Ediciones, SLU (incluyendo a sus profesionales, colaboradores y proveedores) declina cualquier responsabilidad relacionada con el uso que usted dé a los contenidos publicados por finanzas.com y/o la revista INVERSIÓN.