Acciones para aprovechar el efecto Black Friday

La pauta estacional dice que se producen subidas en este momento del otoño. Este año, además, Black Friday será un termómetro de la salud del consumo y de la falta de stocks

Las tiendas y los consumidores se preparan ya para las ofertas del Black Friday, el próximo 26 de noviembre. Pero también los inversores tienen esta fecha anotada en el calendario, pues la pauta estacional dice que es momento de subidas en la renta variable.

Este efecto Black Friday en los mercados se debe a varios factores. Uno de ellos tiene que ver con el hecho de que las bolsas cierran el jueves de Acción de Gracias en Wall Street y solo operan media jornada el “viernes negro”, que se celebra un día después. En ese sentido, el ánimo festivo se traslada a la operativa, favoreciéndose las compras.

Asimismo, el incremento del consumo minorista en estas fechas del año suele dar alas a los valores relacionados con este sector, que se ven impulsados en el parqué si publican buenas cifras de ventas.

Empresas beneficiadas por el Black Friday

Algunas de las compañías que podrían verse beneficiadas por este fenómeno son los gigantes del consumo online como Amazon, una compañía a la que los analistas dan un potencial del 15 por ciento; o Alibaba, con un potencial de retorno del 53 por ciento, según el consenso de Bloomberg.

En el caso de Amazon, se trata de la gran rezagada de las FAANG (el grupo de grandes tecnológicas en el que también están Facebook, Apple, Netflix y Google-Alphabet), al haberse revalorizado un 13 por ciento, respecto al 25 por ciento que se escala el S&P 500.

Este año, le ha perjudicado la subida de los costes laborales y la disrupción de las cadenas de suministro. Si bien, bancos de inversión como Goldman Sachs creen que esta mala evolución de Amazon tiene los días contados y la sitúan como su acción favorita para 2022.

Publicidad
Publicidad

Amazon, ¿la gran ganadora de Black Friday?

También el consenso es muy optimista con la acción, pues de los 60 analistas que siguen a la compañía, 59 le ponen recomendación de compra y solo uno mantener.

Alibaba, por su parte, reportó unas ventas récord de 84.500 millones de dólares el día de los solteros (el equivalente a Black Friday en China). Esta noticia le dio un pequeño impulso en bolsa y le sirvió para recuperar parte del terreno perdido por las dudas que afectan a esta acción, relacionadas con el incremento de la presión regulatoria en China.

Más allá de los gigantes del comercio online, algunos analistas también citan otras compañías como potenciales beneficiarias de Black Friday. Shopify y Nike son dos de ellas, aunque en ambos casos tienen potenciales escasos o negativos ante su buena trayectoria anterior en bolsa. Ambas están cerca de máximos.

“Los americanos, que suelen asociar cualquier hecho importante con la evolución del mercado de acciones, suelen vigilar durante estos días la evolución de las acciones ligadas al consumo minorista: Amazon, Walmart, Alibaba, Costco, Target… incluso los números de algunas empresas de alimentación y transporte se suelen mirar con lupa, para intentar descubrir ‘pistas’ relevantes sobre la evolución de la bolsa”, dice Miguel Caballero, responsable de compraraccionesdebolsa.com.

En este caso, Walmart tiene un potencial del 17 por ciento y Costco del -3 por ciento.

Publicidad

Un termómetro sobre el consumo

Más allá de eso, Black Friday se ha convertido este año en un verdadero termómetro sobre la salud del consumo y también sobre la gravedad de la disrupción de las cadenas de suministros.

“Estamos en una situación sin precedentes de desabastecimiento global y llevamos un año arrastrándola. El efecto del Covid-19 supuso un parón para la industria y su producción y, ahora que se ha reavivado la economía, las fábricas no son capaces de reactivar su fabricación en el mismo grado en el que lo hace la demanda y, por ello, no hay stock”, dice Cristian Castillo, profesor de Estudios de Economía y Empresa de la UOC, experto en logística.

Las ventas y el abastecimiento de las tiendas permitirán arrojar luz sobre esta cuestión.

¿Un efecto de corto plazo?

Si bien, algunos expertos restan relevancia al efecto Black Friday. “Aunque los inversores usen en ocasiones las ventas de Black Friday como un indicador de la salud de una compañía, la verdad es que no hay datos empíricos que apoyen esta teoría”, advierte Elana Duré, de JP Morgan Wealth Management, en un reciente comentario.

Por ello, aunque esta experta reconoce que “se pueden ver movimientos en el mercado alrededor de Acción de Gracias y Black Friday”, cree que “los efectos serán probablemente cortos”, por lo que podemos “esperar que el mercado se normalice en poco tiempo”.

Publicidad

En ese sentido, Duré cree que es mejor “considerar la salud en general de una compañía a la hora de elegir entre una acción u otra”, en lugar de valorar únicamente las ventas de Black Friday.

En portada
Publicidad
Noticias de