Divisas

El euro/dólar se contagia del coronavirus y se hunde a mínimos de tres años

La confianza de los inversores alemanes según el Instituto ZEW se hunde por culpa del brote de Covid-19 y tumba a la moneda comunitaria

El euro/dólar retrocede hasta mínimos de tres años

El miedo al impacto del Covid-19 en la economía global ha tumbado las expectativas de los inversores alemanes, y de paso se ha llevado por delante la cotización del euro/dólar, que pierde las 1,08 unidades y se marcha a mínimos de tres años.

Los grandes especuladores del mercado, los ‘hedge funds’, ya intuían que esto podría pasar y han aumentado sus posiciones bajistas sobre el euro hasta máximos no vistos desde junio. Ahora, lo que se ha visto en Alemania es un estado de ánimo deprimido entre los inversores, que temen que el coronavirus ralentice la expansión global.

Así lo han reflejado los datos del índice ZEW, que ha caído hasta 8,7 puntos frente a los 26,7 puntos que marcó el mes anterior. Un desplome sin paliativos de la confianza, y eso que el consenso de analistas de Bloomberg esperaba una caída hasta los 21 puntos. Pero la brecha ha sido mucho más grande.

El problema no es solo que las expectativas estén por los suelos sino que Alemania bordea peligrosamente la recesión. Los últimos datos de la producción en industrial en la zona euro han mostrado una caída del 2,1%, retroceso que en el caso de Alemania se ha ido al 2,5%. Además, la sucesión de Ángela Merkel ha disparado la incertidumbre respecto a las soluciones políticas que pueda tomar el gigante germano para atajar la crisis.

Así las cosas, nada más conocer estos datos, el par euro/dólar “ha acelerado las caídas acumuladas en la sesión para marcar un nuevo intradía en los 1,0821 dólares por euro, en lo que es su peor registro desde el mes de abril de 2017”, dicen los analistas de IG. E, incluso, a primera hora de esta tarde, ha llegado a perder los 1,07 dólares.

El coronavirus está generando incertidumbre,  al presionando a la baja la moneda común, y ha afectado de manera negativa por "el deterioro en el sentimiento de riesgo global y el miedo por parte de la eurozona a que sus exportaciones a China se reduzcan por el brote", dicen los analistas de Afex.

Más presión para el BCE

Por supuesto, la siguiente derivada supone que el mercado incremente las expectativas de que el BCE salte a la palestra y flexbilice aún más sus políticas monetarias, lo que añade todavía más presión sobre la moneda comunitaria. Ahora, el euro/dólar tiene ahora su próximo gran mínimo en el que marcó en enero de 2017, en los 1,0342 dólares. En estos niveles, la paridad podría no estar tan lejos como parece.

Esta posibilidad de tocar los 1,03 dólares en las próximas sesiones no es descabellada. De hecho, Stephen Jen, CEO de Eurizon Sij Capital, cree que la divisa comunitaria todavía no ha alcanzado su nivel más bajo. Y también considera que la debilidad de China con el coronavirus será el principal obstáculo para que se recuperen las exportaciones europeas y el euro gane tracción.

Lo cierto es que febrero ha sido un mes negro para el euro, que ha caído en todas las sesiones salvo en la de ayer y en la del pasado martes, anotándose en ambos casos un testimonial 0,05%. 

Ni este artículo, ni sus datos, ni su contenido multimedia o relacionado constituyen recomendación alguna o estrategia de inversión. Inversor Ediciones, SLU (incluyendo a sus profesionales, colaboradores y proveedores) declina cualquier responsabilidad relacionada con el uso que usted dé a los contenidos publicados por finanzas.com y/o la revista INVERSIÓN.