Valencia mantendrá la restricción comercial y en Alicante se buscará acuerdo

La Generalitat "reafirmará" el pacto comercial alcanzado en Valencia una vez la Abogacía resuelva la consulta sobre la audiencia a las partes, y en Alicante buscará un acuerdo de las partes para fijar una zona de gran afluencia turística que satisfaga los intereses de todos.

La Conselleria de Economía Sostenible ha informado en un comunicado de que el conseller, Rafael Climent, y el director general de Comercio, Natxo Costa, están trabajando para lograr un acuerdo "global y estable" que fije de manera "permanente" los horarios comerciales.

En el caso de Valencia, la Generalitat "reafirmará el pacto original" una vez que la Abogacía resuelva la consulta sobre la audiencia a las partes, una cuestión que provocó la estimación de los recursos presentados por el centro comercial Arena de Valencia y El Corte Inglés de Alicante contra la resolución que reduce las zonas de gran afluencia turística (ZGAT) en esas dos ciudades, y la consecuente posibilidad de apertura a partir del 15 de mayo.

Un día después de la estimación de los recursos por parte de la secretaria autonómica de Economía Sostenible, María José Mira, la vicepresidenta del Gobierno valenciano, Mónica Oltra, calificó de "error colectivo" del Consell lo ocurrido con la regulación de los horarios comerciales, y aseguró que se estaba trabajando para subsanarlo "rápidamente".

Según ha indicado hoy la Conselleria, la Ley estatal obliga conceder a Alicante y a Valencia zonas de gran afluencia turística, y en Valencia existe un acuerdo del Consejo Local de Comercio de reducción de las zonas de libertad horaria comercial.

El conseller entiende que las grandes superficies, tal y como han hecho estas últimas semanas, continuarán respetando el acuerdo que reduce a dos las ZGAT y a un número determinado de festivos en el resto de áreas de Valencia.

En cuanto a Alicante, Climent y Costa trabajan para llegar igualmente a un acuerdo para fijar la ZGAT "que más y mejor satisfaga los intereses" de todas las partes implicadas.

Para las áreas que no son ZGAT, Climent defiende un modelo global y estacional. "La estacionalidad parece una solución idónea para todos porque aquí se trata de ofrecer a los comerciantes que puedan abrir y vender en los momentos en que los usuarios más lo necesitan, y está claro que hay unos días o semanas al año donde más se compra y se vende", ha manifestado.

La Conselleria trabaja "en una hoja de ruta" que siempre tiene como actores principales a los comerciantes (grandes, medianos y pequeños), a los ayuntamientos y a los trabajadores, y se marca como objetivo único otorgar a los horarios comerciales "una solución consensuada, global y lo más permanente posible en el tiempo", ha indicado.

Climent espera llegar a un acuerdo global del comercio lo antes posible y por eso, según añade la Conselleria, cuenta con el compromiso del diálogo y el consenso de todos los agentes participantes.

Ni este artículo, ni sus datos, ni su contenido multimedia o relacionado constituyen recomendación alguna o estrategia de inversión. Inversor Ediciones, SLU (incluyendo a sus profesionales, colaboradores y proveedores) declina cualquier responsabilidad relacionada con el uso que usted dé a los contenidos publicados por finanzas.com y/o la revista INVERSIÓN.