Sordo (CCOO) defiende un sistema de protección social en la nueva era digital

El secretario general de CCOO, Unai Sordo, ha reivindicado hoy la construcción de un modelo de formación permanente y de un sistema de protección social capaces de atender a la mano de obra que resulte expulsada del mercado de trabajo como consecuencia de la nueva revolución tecnológica.

"El empleo deberá dialogar en el futuro con la protección social y la capacidad de adaptación permanente. Por ahí tiene que ir la política de empleo del futuro", ha destacado Sordo, durante su intervención en una mesa redonda en la Reunión del Círculo de Economía de Sitges.

El líder de CCOO ha avanzado cuáles deben ser las bases, en su opinión, del nuevo mercado de trabajo que se está configurando a partir del impacto que tiene sobre él la actual revolución tecnológica, que amenaza con sustituir muchos puestos de trabajo por robots.

Sordo ha asegurado que el empleo "no puede ser un input productivo más" en la economía del futuro y ha defendido la existencia de marcos regulatorios adaptados al nuevo contexto, con, por ejemplo, un "sistema de rentas mínimas garantizadas".

En esta línea, ha pedido "antenas de prospección" para poder entender cómo las nuevas tecnologías van a modificar los puestos de trabajo y para "separar el grano de la paja" porque éstas "no pueden ser la coartada para la desregulación de sectores de bajo valor añadido".

A su juicio, hay que distinguir los cambios producidos por la digitalización en "la economía analógica" del surgimiento de nuevos modelos que esconden "experiencias de explotación" a través de "una ficción que toma la forma de plataformas tecnológicas".

Unai Sordo también ha admitido que los sindicatos deben actualizarse y buscar nuevas reivindicaciones como la distribución del tiempo de trabajo tras preguntarse si es más importante defender la semana laboral de 35 horas o pactar el derecho a la desconexión digital.

"¿De qué nos sirve acotar las 35 horas en el puesto de trabajo si después estoy tres horas más trabajando desde casa o desde el coche con los nuevos soportes tecnológicos?", ha espetado, para concluir que éste es uno de los retos del sindicalismo del futuro.

Sordo ha asegurado que en el futuro el sindicalismo debe ser "multiescalar", de manera que se adapte a cada una de las empresas y sea capaz después de jugar un papel determinante en la toma de decisiones sobre las políticas de empleo y la formación permanente.

EFE

Ni este artículo, ni sus datos, ni su contenido multimedia o relacionado constituyen recomendación alguna o estrategia de inversión. Inversor Ediciones, SLU (incluyendo a sus profesionales, colaboradores y proveedores) declina cualquier responsabilidad relacionada con el uso que usted dé a los contenidos publicados por finanzas.com y/o la revista INVERSIÓN.