Presidente Círculo de Empresarios sobre Cataluña: nadie apoya este disparate

El presidente del Círculo de Empresarios, Javier Vega de Seoane, ha asegurado hoy que en estos momentos, "ningún empresario" de Cataluña, al menos de los grandes, apoya el proceso independentista, ya que tienen "consciencia" de que desde el punto de vista económico es un "disparate".

"Los empresarios están horrorizados por lo que está pasando y por el comportamiento de los gobernantes al incumplir la ley y hacer alarde" de ello, ha asegurado Seoane en Madrid después de la lectura de una declaración de la organización que representa, en la que se posiciona en contra del proceso independentista y en la que se reclama que se "cumpla la legalidad".

Seoane ha asegurado que no conoce a "ningún" empresario que esté a favor del proceso independentista y ha añadido que, incluso aquellos que estuvieron "arropando" el proceso en su día, y se dejaron llevar por el componente emocional, a la vista de este "espectáculo" están "horrorizados".

Esto no quita que pueda haber "pequeños empresarios, que vivan de lo local" y que, influenciados por la presión ambiental, "sigan de alguna manera" el proceso.

Ha recordado que hay estudios que apuntan a que en un hipotético caso de independencia en Cataluña, el PIB de la región caería entre "un 20 y un 30 por ciento".

En cualquier caso, y como la independencia en Cataluña es "muy improbable, por no decir imposible, la gente no se preocupa y las inversiones en Cataluña han ido recientemente bien", ha añadido.

Sí es cierto, ha reconocido, que algunos empresarios están elaborando "planes de contingencia" para un hipotético escenario de independencia, que, en el caso de producirse, pasarían por "reubicarse en otro país de la UE".

A su juicio, es un "disparate" lo que está ocurriendo con el proceso independentista y ha lamentado que "las personas que tienen que estar velando por la ley -en Cataluña- se comporten de esta manera y encima hagan alarde de ello". Han "perdido temporalmente la cabeza", ha afirmado.

Es consciente de que "ha habido desencuentros" en el pasado y que "todos" en su día lo han hecho mal, pero ha añadido que llegados a este punto es "prioritario que el Estado de derecho funcione", algo que "no es un tema sólo de Gobierno", sino de todas las instituciones.

Ha apuntado que "a partir del día 2" será necesario "generar un ambiente de pacto", ya que, a su juicio, "todo es perfectamente corregible".

"Hace falta volver al espíritu de la transición y no mirarnos al ombligo sino al interés propio de España".

En cuanto al comunicado que recientemente ha elaborado la Confederación Española de Organizaciones Empresariales (CEOE), en el que la patronal anunciaba que apoyaría todas las acciones que se consideraran necesarias para hacer cumplir la legalidad vigente, ha afirmado que éste "fue muy sintético y relativamente correcto".

No obstante, sí se ha mostrado "un tanto confundido" con unas declaraciones que ha hecho recientemente el presidente de la CEOE, Juan Rosell, que no precisó y que cree que no coinciden con la posición de la patronal.

Sobre el posicionamiento de la alcaldesa de Barcelona, Ada Colau, ha dicho que "tendrá que salir de esa ambigüedad".

El Círculo de Empresarios ha expresado hoy, en una declaración pronunciada en su sede, su apoyo al "ejercicio responsable de los poderes del Estado para garantizar el correcto funcionamiento de las instituciones públicas" y "el respeto al Estado de Derecho" ante la convocatoria de un referéndum para la independencia de Cataluña.

La declaración ha sido leída por el secretario del Círculo en un acto, que se ha celebrado en su sede y al que han acudido los miembros de la Junta Directiva, entre otros.

Ni este artículo, ni sus datos, ni su contenido multimedia o relacionado constituyen recomendación alguna o estrategia de inversión. Inversor Ediciones, SLU (incluyendo a sus profesionales, colaboradores y proveedores) declina cualquier responsabilidad relacionada con el uso que usted dé a los contenidos publicados por finanzas.com y/o la revista INVERSIÓN.