Parlamento rechaza pedir la devolución de ayudas a empresas que deslocalicen

El Parlamento Vasco ha rechazado hoy que las instituciones vascas exijan el reintegro de las ayudas públicas y subvenciones a las empresas que trasladen su producción en un plazo inferior a tres años desde la concesión de las mismas.

PNV, PP y UPyD han votado en el pleno en contra de una moción transada por EH Bildu y PSE que contenía esta reclamación y cuyo origen ha sido un texto de la coalición soberanista sobre la situación de la planta de Aernnova en Berantevilla (Álava).

La moción rechazada instaba al Gobierno Vasco a considerar el carácter reintegrable y en su caso exigir la devolución de las ayudas públicas y subvenciones, que no se realicen con cargo a fondos de la Unión Europea, recibidas por las empresas que lleven a cabo medidas de traslado de su producción en un plazo inferior a tres años desde la concesión de las mismas.

También pedía al Gobierno Vasco desarrollar políticas para combatir la deslocalización y favorecer e incentivar la vinculación territorial de las empresas.

Por contra, el Parlamento ha aprobado con los votos favorables de PNV, PP y UPyD una enmienda del Partido Nacionalista Vasco en la que se insta a las instituciones vascas a llevar a cabo todas las medidas facilitadoras que permitan establecer condiciones encaminadas a mantener el empleo y las condiciones laborales, con el fin de evitar la deslocalización.

La parlamentaria de EH Bildu Belén Arrondo ha censurado la falta de "voluntad política" para hacer "algo más" y exigir a las empresas que reciben ayudas públicas "compromisos claros".

Así ha calificado de "inaceptable" que Aernnova haya recibido "millones" de la Diputación de Álava y del Gobierno Vasco "y ahora quiera destruir" puestos de trabajo en la provincia para "crearlos en Toledo".

Luis Javier Tellería (PNV) ha asegurado que el Gobierno Vasco cumple la normativa en materia de subvenciones de la Unión Europea que establece que la inversión debe mantenerse en el territorio durante cinco años para las empresas grandes y tres años en el caso de las pymes.

Tellería se ha preguntado si alguien tiene la fórmula para conseguir la vinculación de las empresas para toda la vida con un territorio por la vía de las subvenciones y ha censurado que se quiera interferir en las relaciones privadas de las empresas con las ayudas públicas.

Bixen Itsaso (PSE) ha defendido la oportunidad de que se consideren reintegrables las ayudas en caso de deslocalización, mientras que Javier Ruiz de Arbulo (PP) ha afirmado que no se puede "castigar" a las empresas si resulta que no gusta el uso que dan a las subvenciones que reciben.

Miembros del comité de empresa de la planta de Aernnova en Berantevilla han presenciado el debate de esta moción y han comparecido después ante los medios de comunicación para explicar la situación de la empresa tras la reunión hoy con miembros del departamento de recursos humanos.

El presidente del comité de empresa, Juan Carlos Gómez (ELA), ha explicado que tras la retirada el pasado mes de noviembre del Expediente de Regulación de Empleo (ERE) la dirección mantiene que hay que reducir plantilla. En concreto se ha planteado eliminar a corto plazo al menos unos 145 puestos de trabajo mediante salidas voluntarias del total de 575 trabajadores.

Gómez ha reclamado "más implicación" del Gobierno Vasco y de la Diputación de Álava porque parece que dan "por buena la destrucción de empleo" y un "cambio radical" a la dirección en su planteamiento.

Ha asegurado que la empresa ha establecido el 18 de marzo como fecha límite para acordar la salida voluntaria y que la próxima reunión será el próximo miércoles.

Ni este artículo, ni sus datos, ni su contenido multimedia o relacionado constituyen recomendación alguna o estrategia de inversión. Inversor Ediciones, SLU (incluyendo a sus profesionales, colaboradores y proveedores) declina cualquier responsabilidad relacionada con el uso que usted dé a los contenidos publicados por finanzas.com y/o la revista INVERSIÓN.