Nace en Córdoba asociación para quienes conviven en su casa con turistas

La asociación Conviviendo ha sido creada en Córdoba para agrupar a quienes "comparten con el turista la casa donde viven, y estén dados de alta en turismo o hayan iniciado los trámites", y para desligar esta actividad del fenómeno de la turistificación del casco histórico.

Uno de los miembros de Conviviendo, Virginia Molina, ha especificado que Efe que esta manera de trabajar la vivienda con fines turísticos (VFT) no es especulativa, pues "nadie abre las puertas de su casa a extraños si no es porque existe una auténtica necesidad", mientras que también la ha desvinculado de la turistificación del casco histórico.

"Nosotros seguimos viviendo donde siempre; muchos vivimos donde hemos nacido y otros donde queremos vivir, y lo que hacemos es abrir nuestras casas a los visitantes", ha explicado Molina.

La asociación Conviviendo nace formada por personas que ante "la situación económica y la dificultad de mantener sus viviendas o a sus familias", deciden alquilar parte de sus pisos o casas y ceder "un trozo de su espacio y de su intimidad a personas que buscan conocer la forma de vida de la gente del lugar".

Además, defienden que se trata de una actividad que beneficia económicamente a las mujeres y hombres que no tienen hueco en el mercado laboral, así como ayuda a que muchas personas "no abandonen sus casas de toda la vida".

También fomenta el "autoempleo", el mantenimiento de casas patios y vecinales, fija la población al casco histórico, y "hace partícipes a las clases populares de los beneficios del turismo".

Molina ha detallado que la asociación llevaba mucho tiempo fraguándose, si bien reconoce que "evidentemente" las cosas se han disparado porque "empiezan a aparecer problemas para obtener la cédula de habitabilidad" en la Gerencia Municipal de Urbanismo (GMU) -esencial para iniciar la actividad como VFT-, y con que Airbnb ha retirado los anuncios que hay en su web de alojamientos que no están dados de alta en el Registro de Turismo de la Junta de Andalucía.

Frente a este situación, Conviviendo nace con una decena de asociados, aunque con el convencimiento de que hay un montón de gente en la misma situación que quiere sumarse y luchar por hacer de ésta una actividad reglada y positiva para la ciudad y sus barrios, según Molina.

Ni este artículo, ni sus datos, ni su contenido multimedia o relacionado constituyen recomendación alguna o estrategia de inversión. Inversor Ediciones, SLU (incluyendo a sus profesionales, colaboradores y proveedores) declina cualquier responsabilidad relacionada con el uso que usted dé a los contenidos publicados por finanzas.com y/o la revista INVERSIÓN.