Mañueco ve presupuestos de la Junta como "motor" de la recuperación y empleo

El presidente del PP de Castilla y León, Alfonso Fernández Mañueco, ha defendido hoy los presupuestos elaborados por la Junta para 2017, que ve como "motores" de la recuperación económica y de la creación de empleo, a la vez que mantienen la red de protección social de las familias.

En una rueda de prensa convocada en la sede autonómica del PP para apoyar el proyecto de ley de Presupuestos presentado ayer por el presidente de la Junta, Juan Vicente Herrera, Mañueco ha afirmado que estas cuentas están elaboradas para "liderar la recuperación en la sociedad de Castilla y León.

Sobre la influencia que él, como máximo dirigente del partido que sustenta al Gobierno, ha tenido sobre la elaboración de los presupuestos, Mañueco ha apelado a la "más absoluta normalidad" y a su "relación extraordinaria en lo personal y lo institucional" con el presidente Herrera.

Ha recordado que en las últimas semanas ha tenido oportunidad de hablar con el presidente autonómico sobre "muchos temas", entre ellos "las líneas generales de los presupuestos", aunque ha negado que haya tenido acceso privilegiado a los tomos del presupuesto, que ha conocido "al mismo tiempo que el resto de grupos parlamentarios".

El dirigente popular ha considerado que los presupuestos "responden a las necesidades de la sociedad en su conjunto" y se fijan varios objetivos prioritarios que su formación comparte con el Ejecutivo autonómico y que ha pedido también acordar con el resto de los grupos parlamentarios, a quienes ha llamado a "subirse al carro de las oportunidades".

En este punto, se ha detenido para reconocer la labor de Ciudadanos, que tras alcanzar un acuerdo presupuestario se va a abstener y que, en su opinión, "ha sabido encontrar el camino de las propuestas en positivo y el entendimiento" con el PP, aunque ha añadido que no descarta que haya otros apoyos.

Otras de las prioridades que observa Mañueco en los presupuestos son el gasto social, que acumula el 80 por ciento de los recursos, una recuperación de los niveles de inversión para "tomar oxígeno" respecto a los últimos años de crisis económica, además de un "compromiso con el municipalismo y el medio rural".

Se ha referido también al apoyo del PP a la medida de mantener todos los beneficios fiscales existentes y sumar uno nuevo para fomentar el asentamiento de población en el medio rural, y especialmente a la ampliación del mínimo exento de pagar el Impuesto de Sucesiones desde los 250.000 actuales hasta los 300.000 euros, por lo que el 90 por ciento de quienes hereden no lo pagarán.

En este sentido, Mañueco ha defendido como algo positivo que fruto de estas decisiones la Junta renuncie a recaudar unos 280 millones de euros, porque "quedarán en los bolsillos de los ciudadanos y las empresas".

En este sentido, ha recordado que Castilla y León se mantiene como la segunda autonomía con el menor IRPF y con el menor número de impuestos propios.

A pesar de este análisis positivo sobre las cuentas, Mañueco ha añadido que su apoyo general "no quiere decir que en el trabajo del día a día" no puedan hacerse enmiendas parciales que "enriquezcan" en presupuesto, dentro de la "línea de coordinación y colaboración con la Junta".EFE

orv

Ni este artículo, ni sus datos, ni su contenido multimedia o relacionado constituyen recomendación alguna o estrategia de inversión. Inversor Ediciones, SLU (incluyendo a sus profesionales, colaboradores y proveedores) declina cualquier responsabilidad relacionada con el uso que usted dé a los contenidos publicados por finanzas.com y/o la revista INVERSIÓN.