Los precios industriales suben en Asturias un 1,9 % interanual en mayo

Los precios industriales en el Principado subieron en mayo un 1,9 por ciento respecto al mismo mes del año pasado, lo que contrasta con la caída interanual del 0,4 por ciento registrada en abril, según los datos publicados hoy por el Instituto Nacional de Estadística (INE).

En el conjunto del país, el índice de precios industriales (IPRI) registró un incremento interanual del 2,9 % en mayo, más de un punto por encima que en abril, como consecuencia del aumento de los precios del refino de petróleo, que un año antes descendieron.

El sector con mayor influencia en la inflación industrial de mayo fue el de la energía, cuyos precios crecieron el 8,8 %, casi cuatro puntos por encima del alza de abril (5,1 %).

Por su parte, los bienes intermedios aumentaron el 2,6 % interanual en mayo, tres décimas más que en el mes anterior, como consecuencia del encarecimiento de la fabricación de productos químicos, fertilizantes, plásticos y caucho sintético y de la fabricación de productos para la alimentación animal.

Frente a estos incrementos, los precios de los bienes de consumo no duradero descendieron siete décimas (hasta el -0,6 %), la tasa más baja desde junio de 2014, debido a la bajada de los precios de la fabricación de aceites y grasas vegetales y animales y de la elaboración de productos cárnicos.

Sin tener en cuenta la influencia de la energía, los precios industriales descendieron hasta el 1 % interanual en mayo, una décima menos que el mes anterior.

La variación anual de los precios industriales tuvo un comportamiento al alza en 15 comunidades autónomas, principalmente en Canarias (7 %), Murcia (6,2 %) y Baleares (6,1 %), con incrementos de entre dos y cinco puntos.

Por su parte, Extremadura (1,6 %) y La Rioja (1,7 %) fueron las únicas comunidades en las que descendió su tasa anual, con bajadas de entre dos y tres décimas.

En comparativa mensual -mayo respecto a abril de 2018- los precios industriales aumentaron el 1,1 %, la mayor subida desde enero de 2017 (1,9 %), como consecuencia del alza de los precios de la energía.

Ni este artículo, ni sus datos, ni su contenido multimedia o relacionado constituyen recomendación alguna o estrategia de inversión. Inversor Ediciones, SLU (incluyendo a sus profesionales, colaboradores y proveedores) declina cualquier responsabilidad relacionada con el uso que usted dé a los contenidos publicados por finanzas.com y/o la revista INVERSIÓN.