Los ministros de Economía de la UE debatirán la tasación a economía digital

Los ministros de Economía y Finanzas de la Unión Europea (UE) se reúnen mañana martes en un consejo centrado en cuestiones fiscales como la reforma del IVA y los impuestos a las empresas digitales.

La Comisión Europea introducirá a los ministros su comunicación sobre la tasación de la economía digital, que contempla crear impuestos sobre la facturación, los ingresos por publicidad o las transacciones digitales de las grandes empresas de internet, como "solución rápida" para que estas firmas paguen cuotas justas de impuestos en la UE.

A largo plazo el objetivo es encontrar una solución global en el marco de la Organización para la Cooperación y el Desarrollo Económico (OCDE) y el G20, que modifique cómo se calcula dónde y cuánto pagan en impuesto de sociedades compañías como Facebook, Amazon, Netflix y BlaBlaCar.

Aunque todos los Estados miembros ven la necesidad de actuar en este ámbito, no todos coinciden en las medidas que consideran más adecuadas para resolver el problema.

Francia, con el apoyo de España, Alemania, Italia, Austria, Bulgaria, Grecia, Portugal, Rumanía y Eslovenia, apuesta por una tasa sobre la facturación de las grandes empresas digitales cuya recaudación sirva para compensar las sumas que estas compañías estarían dejando de pagar al fisco en impuesto de sociedades.

Según afirmó en la cumbre informal de Tallin el presidente galo, Emmanuel Macron, la idea la apoyan 19 países pero Irlanda o Malta han mostrado ciertas reticencias.

Tras presentar las posiciones de cada país en el consejo informal de la capital estonia, el trabajo continúa ahora en el nivel técnico y en la reunión de ministros de diciembre se esperan unas conclusiones en las que los titulares económicos orienten a la Comisión para que realice una nueva propuesta más definida.

El Ejecutivo comunitario también presentará a los titulares económicos su propuesta para reformar el IVA, orientada a adaptar las normas para cobrar ese impuesto en las transacciones entre países y tapar las lagunas que permiten que cada año las arcas públicas dejen de ingresar 50.000 millones de euros.

Además, los ministros tienen previsto aprobar un nuevo sistema para resolver los conflictos por doble imposición, un mecanismo vinculante en el que árbitros independientes dirimirán las disputas cuando dos países reclamen impuestos a un contribuyente por los mismos ingresos.

También se espera que los ministros aborden la financiación del cambio climático, antes de la 23 Conferencia de las Naciones Unidas sobre el Cambio Climático (COP 23) de noviembre en Bonn (Alemania).

Aunque el encuentro tendrá lugar el mismo día en el que el presidente de la Generalitat, Carles Puigdemont, podría declarar la independencia unilateral de Cataluña, fuentes comunitarias indicaron que ven improbable debatir el tema.

"Siempre cabe la posibilidad de incluir algo en la agenda como 'otros asuntos' si hay interés por parte de alguien, así que no excluyo eso, pero no creo que sea muy probable", señaló un alto cargo europeo.

Fuentes del Ministerio de Economía español también descartaron que la cuestión catalana se aborde en la reunión, si bien reconocieron que se podría tratar de manera informal en "los pasillos".

Ni este artículo, ni sus datos, ni su contenido multimedia o relacionado constituyen recomendación alguna o estrategia de inversión. Inversor Ediciones, SLU (incluyendo a sus profesionales, colaboradores y proveedores) declina cualquier responsabilidad relacionada con el uso que usted dé a los contenidos publicados por finanzas.com y/o la revista INVERSIÓN.