Los franceses perciben un aumento de precios mayor al real desde el euro

Los hogares franceses perciben erróneamente un aumento de precios anual mayor al registrado en realidad desde que se introdujo el euro en 2002, informó hoy el Instituto Nacional de Estadística francés (Insee).

En Francia, la inflación subió el 1,4 % de media por año entre 2002 y 2016, una cifra menor que la de los quince años anteriores (2,1 %) y que señala un incremento "moderado" que va en contra de la percepción de los hogares franceses, según el Insee.

De este modo, aunque en 2003 la inflación real rondaba el 2,5 %, los ciudadanos la situaban en torno al 4 %, según los datos recabados por el Insee a través de un cuestionario.

Una divergencia que "ha durado años y que solo se ha reducido durante los últimos años", señaló el instituto en un estudio difundido hoy.

Los franceses son "más sensibles a la evolución de los productos que compran con frecuencia, de los que recuerdan con más facilidad cuánto costaban en francos", aunque el aumento de los precios "no es más pronunciado que durante los diez años anteriores a la adopción del euro", asegura el documento.

En este sentido, la subida del precio del pan al cambiar de moneda (0,3 puntos porcentuales) o de la consumición en los cafés (1,5 puntos) marcó más a los consumidores franceses que la bajada de los grandes electrodomésticos que se produjo al mismo tiempo.

Durante los últimos quince años, la inflación en Francia aumentó más del 2 % en cuatro ocasiones (2003, 2004, 2008 y 2011) debido a causas exteriores como las variaciones climáticas que afectaron a los productos alimentarios, la fluctuación del precio del petróleo o el coste del tabaco, explicó el Insee.

Pero en general, la inflación media se mantuvo próxima a los valores de la zona euro -que subió un 1,7 % por año.

A partir de 2014, no obstante, la percepción de la inflación de los hogares franceses comenzó a descender hasta ajustarse con el aumento real de los precios.

Ni este artículo, ni sus datos, ni su contenido multimedia o relacionado constituyen recomendación alguna o estrategia de inversión. Inversor Ediciones, SLU (incluyendo a sus profesionales, colaboradores y proveedores) declina cualquier responsabilidad relacionada con el uso que usted dé a los contenidos publicados por finanzas.com y/o la revista INVERSIÓN.