Los empresarios reclaman nuevas reformas tras dos años perdidos

La mejora del mercado laboral y del sistema educativo y la ineficiencia de las administraciones públicas son algunas de las cuestiones que más preocupan a los empresarios españoles, que urgen a impulsar nuevas reformas estructurales tras "dos años perdidos".

Así se desprende de los resultados de la tercera edición del Barómetro de los Círculos, encuesta impulsada por el Círculo de Empresarios, el Círculo de Economía y el Círculo de Empresarios Vascos que cuenta también con la colaboración de la Asociación Valenciana de Empresarios, el Círculo de Empresarios de Galicia-Club Financiero Vigo y la Institución Futuro Navarra.

El barómetro, que se ha presentado hoy Sitges coincidiendo con la inauguración de la XXXII Reunión del Círculo de Economía, constata que la economía española sigue avanzando, aunque a un ritmo inferior al esperado, y que persisten deficiencias estructurales que es necesario corregir.

"Mejoramos, pero lentamente, no hay motivos para estar satisfechos, necesitamos seguir reformando", ha afirmado en un acto con periodistas Miguel Canalejo, miembro de la junta directiva del Círculo de Economía y presidente del comité que desarrolla este proyecto.

Canalejo ha explicado que, aunque las expectativas económicas son positivas, existen aspectos que preocupan a las empresas, como la consolidación del equilibrio macroeconómico o la incertidumbre sobre el marco institucional y regulatorio.

El barómetro advierte de que las empresas extranjeras se muestran este año más preocupadas por la falta de continuidad de las reformas y de la actividad regulatoria, lo que genera incertidumbre sobre el funcionamiento de sectores como el de infraestructuras y el eléctrico.

Otro de los sectores que los empresarios españoles ven necesario reformar es el educativo, pues consideran que hay "desventajas competitivas en la calidad de la educación reglada y el dominio de idiomas".

El barómetro, que se ha elaborado con base en una encuesta que han respondido 265 empresarios y a 23 entrevistas a fondo con primeros ejecutivos, urge a llegar a "un gran Pacto de Estado" sobre el modelo educativo, a mejorar el dominio de idiomas y a adecuar la oferta de títulos a las necesidades del mercado de trabajo, entre otras recomendaciones.

"La educación es una debilidad a todos los niveles y está en el origen de muchos de los problemas que tenemos luego en el mercado laboral", ha subrayado Canalejo.

En cuanto a las administraciones públicas, el empresariado considera que su tamaño es "excesivo" y su estructura "demasiado compleja", a la vez que la gestión de los recursos públicos, tanto financieros como humanos, "está muy alejada de los criterios de eficiencia exigidos en el sector privado".

Los empresarios manifiestan asimismo su preocupación por la corrupción, aunque este es uno de los aspectos que mejoran respecto a la edición de 2015.

Sobre el mercado laboral, Canalejo ha asegurado que tendría que ser "el objetivo nacional número uno" y ha destacado que, aunque la reforma en este ámbito impulsada por el Gobierno del PP ha sido positiva, "aún queda camino por recorrer para resolver los desequilibrios del mercado", como reducir la temporalidad, aumentar la flexibilidad, acelerar la creación de empleo o rebajar las cotizaciones sociales.

"Las reformas tienen que ir encaminadas a resolver estas cuestiones, porque todavía seguimos con un nivel de desempleo totalmente inaceptable", ha remarcado Canalejo.

El empresario ha indicado que la situación de incertidumbre política que vive España, que se encamina a nuevas elecciones generales, ha causado que este año el Gobierno no haya impulsado algunas de las reformas que necesita el país.

"Pero en 2015 no estábamos en campaña electoral y tampoco hubo reformas de calado. Vamos a perder dos años clave esperando a un nuevo Gobierno que se ocupe de estos temas que son fundamentales", ha criticado Canalejo.

Ni este artículo, ni sus datos, ni su contenido multimedia o relacionado constituyen recomendación alguna o estrategia de inversión. Inversor Ediciones, SLU (incluyendo a sus profesionales, colaboradores y proveedores) declina cualquier responsabilidad relacionada con el uso que usted dé a los contenidos publicados por finanzas.com y/o la revista INVERSIÓN.