Linde subió en 2016 el beneficio neto un 7,4%, hasta 1.327 millones de euros

El fabricante alemán de gases industriales Linde subió en 2016 el beneficio neto hasta 1.327 millones de euros, un 7,4 % más que en 2015, en un entorno difícil y por la reducción de costes.

Linde informó hoy de que el resultado operativo se mantuvo en el mismo periodo en 4.098 millones de euros.

La facturación se redujo el pasado ejercicio un 2,3 %, hasta 16.948 millones de euros, por el efecto negativo de los tipos de cambio y por la salida del balance de Gist, que prevé vender en 2017.

La salida de la filial de logística Gist del balance redujo el volumen de negocios en 602 millones de euros y el resultado operativo en 44 millones de euros.

Descontados los efectos negativos de los tipos de cambio, la facturación hubiera subido un 0,2 % y el beneficio operativo se hubiera incrementado un 2,7 %.

También se redujo el volumen de negocios en la división de ingeniería.

Linde va a reducir desde 2016 y hasta 2019 costes anuales por valor de 550 millones de euros.

"Pese al bajo precio del petróleo y el viento en contra coyuntural, pudimos cumplir las expectativas y subir la facturación y el beneficio descontados los efectos de los tipos de cambio, especialmente en el cuarto trimestre, que fue fuerte", dijo el presidente de Linde, Aldo Belloni.

La junta directiva y el consejo de supervisión propondrán en la próxima junta general del accionistas el reparto de un dividendo por acción de 3,70 euros (3,45 euros por título repartidos por 2015).

Ni este artículo, ni sus datos, ni su contenido multimedia o relacionado constituyen recomendación alguna o estrategia de inversión. Inversor Ediciones, SLU (incluyendo a sus profesionales, colaboradores y proveedores) declina cualquier responsabilidad relacionada con el uso que usted dé a los contenidos publicados por finanzas.com y/o la revista INVERSIÓN.