Las inversiones extranjeras directas hacia España se contrajeron casi un 60 %

Las inversiones extranjeras directas hacia España en 2015 se contrajeron casi el 60 % con respecto al año anterior, según un informe publicado hoy por la Conferencia de Naciones Unidas para el Comercio y el Desarrollo (UNCTAD).

El 2014, las inversiones extranjeras directas (IED) hacia España se situaron en 22.891 millones de dólares, pero el año pasado éstas se redujeron hasta los 9.243 millones, una caída del 59,6 %.

Con respecto a las inversiones que España realizó en el extranjero, también se redujeron, pero en mucho menor medida, dado que la contracción fue de solo un 2 %, al pasar de 35.304 millones de dólares en 2014 a 34.586 millones en 2015.

De hecho, España se sitúa en el puesto 14 de los países que más invierten en el exterior, cuando hace dos años estaba en el número 12.

Pese a la importante reducción en la inversión recibida, España figura como la número 11 entre los países europeos que más flujo de dinero atrajeron en 2015 y la sexta entre los países del continente que más invierten en el extranjero.

Europa a su vez es la segunda región del mundo que más inversiones recibió en 2015 -504.000 millones de dólares, un 29 % del total mundial-, sólo por detrás del total de Asia.

Además, es la que más invirtió en ese mismo año, 576.000 millones de dólares, muy por encima de los 367.000 millones de América del Norte o los 332.000 millones de Asia.

Los 504.000 millones de dólares recibidos suponen un incremento de más del 39 % respecto a 2014, cuando la cifra fue de 305.988 millones.

Según la UNCTAD, tras tres años de reducciones, los flujos de inversión hacia Europa han vuelto a sus niveles más altos desde 2007, principalmente gracias al importante aumento registrado en Irlanda, Suiza y los Países Bajos.

Concretamente, la inversión en Suiza entre 2014 y 2015 se multiplicó por diez, hasta los 68.838 millones de dólares; en Irlanda por tres, hasta los 100.542 millones; y en los Países Bajos se incrementó en casi un 30 %, hasta los 72.649 millones de dólares.

Alemania y Francia también se recuperaron notablemente tras las cifras registradas en 2014, ya que ambos países recibieron 31.719 millones y 42.883 millones de dólares, respectivamente.

Por su parte, pese a recibir menos inversión que un año antes y descender hasta los 40.000 millones de dólares, el Reino Unido se mantuvo entre los valores más importantes de Europa.

Ni este artículo, ni sus datos, ni su contenido multimedia o relacionado constituyen recomendación alguna o estrategia de inversión. Inversor Ediciones, SLU (incluyendo a sus profesionales, colaboradores y proveedores) declina cualquier responsabilidad relacionada con el uso que usted dé a los contenidos publicados por finanzas.com y/o la revista INVERSIÓN.