La región del Caribe crecerá este año un 0,3 %, según el CDB

El Banco de Desarrollo del Caribe (CDB, en sus siglas en inglés) prevé que la región crecerá un 0,3 % en 2016, una tasa "insuficiente" para atender los problemas de desempleo, igualdad y reducción de pobreza que afectan al archipiélago estas islas.

Así lo indica el CDB en su último informe, disponible hoy en su web y en que se explica que la economía regional se verá afectada este año por la desaceleración de China, el abaratamiento del petróleo y las materias primas y la caída de las exportaciones.

El 0,3 % previsto para este año supone una ralentización frente al avance medio del 1 % de 2015 (una media obtenida en virtud del peso económico de cada país respecto al conjunto de la región) y del 1,6 % de 2014. En 2013 ese porcentaje fue del 1,5 %, en 2012 del 1,2 % y en 2011 del 1,6 %.

Así, el CDB apunta que los países de la región continúan en la senda de la recuperación económica, aunque a un ritmo más lento que gran parte del resto del mundo.

Desde 2011 la región ha registrado crecimiento año tras año e incluso desde 2009 el avance medio ha sido del 1,2 % anual, una tasa positiva que, sin embargo, se ha quedado lejos el 3,7 % mundial.

"La vulnerabilidad causada por la alta dependencia de los mercados extranjeros y el impacto de desastres naturales como huracanes y sequías, particularmente en Dominica y Bahamas, han obstaculizado el crecimiento regional", afirma el CDB.

La organización financiera indica que los cinco mayores exportadores de materias primas en la región -Belice, Guyana, Haití, Surinam y Trinidad y Tobago- han tenido un crecimiento menor que en 2014 debido a la caída de precios de estos productos en los mercados internacionales.

La economía de Trinidad y Tobago, el mayor productor de petróleo y gas de la región, "ha crecido sólo por un 0,2 %" y la principal razón, señala el CDB, es la caída de precios de petróleo, que a su vez ha disminuido las actividades de exploración.

Por contra, países como San Cristóbal y Nieves, Granada y las Islas Turcas y Caicos se han recuperado levemente con el crecimiento de la demanda turística, experimentando un crecimiento incluso superior al 4 %.

Ante uno de los retos principales como las altas tasas de desempleo en varios países de la región, el CDB recomienda que las islas se enfoquen en el crecimiento liderado por el sector privado, que los Gobiernos faciliten la legislación necesaria para atraer empresas y que se promueva el desarrollo de nuevos ambientes de trabajo flexibles y profesionalizados, entre otras recomendaciones.

El CDB es una institución financiera regional -con sede en Barbados- fundada en 1970 con el propósito de contribuir al desarrollo económico y social de 19 países del Caribe, en su mayoría anglófonos y francófonos.

Sus miembros son Anguila, Antigua y Barbuda, Barbados, Belice, Islas Vírgenes Británicas, Islas Caimán, Dominica, Granada, Guyana, Haití, Jamaica, Montserrat, San Cristóbal y Nieves, Santa Lucía, San Vicente y las Granadinas, Surinam, las Bahamas, Trinidad y Tobago y Turcas y Caicos.

Ni este artículo, ni sus datos, ni su contenido multimedia o relacionado constituyen recomendación alguna o estrategia de inversión. Inversor Ediciones, SLU (incluyendo a sus profesionales, colaboradores y proveedores) declina cualquier responsabilidad relacionada con el uso que usted dé a los contenidos publicados por finanzas.com y/o la revista INVERSIÓN.