La economía británica redujo su avance en 2018 y afronta un futuro incierto

Tal como se temía, la economía del Reino Unido redujo su crecimiento a un 1,4 % en 2018, su ritmo más bajo desde 2012, afectada por la incertidumbre del "brexit", que augura un futuro incierto.

El Parlamento británico rechazó este viernes por tercera vez, con 344 votos en contra frente a 286 a favor, el acuerdo de salida de la Unión Europea (UE) propuesto por la primera ministra, Theresa May, que ya había sido descartado anteriormente en dos ocasiones.

La derrota, que había sido separado de la anexa declaración sobre la futura relación bilateral para facilitar su aprobación, aumenta la posibilidad de que el país salga del bloque sin pacto el 12 de abril o que, para evitarlo, pida una prórroga del plazo, para lo que debería precisar una hoja de ruta.

Frente a una expansión del 1,8 % en 2017, el producto interior bruto (PIB) británico cayó cuatro décimas el año pasado, lastrado por un último trimestre con escasa producción industrial, confirmó hoy la Oficina Nacional de Estadísticas (ONS) al presentar su segundo y último cálculo.

En su primera estimación, el 11 de febrero, el organismo ya predijo un crecimiento anual de ese 1,4 %, un valor alcanzado por última vez en 2012 y, previamente, durante la crisis crediticia de 2009.

La economía se frenó en el último trimestre de 2018 -con un avance de apenas un 0,2 %, frente al 0,7 % del trimestre anterior- por un descenso de la construcción y la producción industrial, así como de la inversión empresarial, que se redujo un 0,4 % respecto a 2017 (algo menos de lo esperado).

Se mantuvo estable no obstante el enorme sector de los servicios, incluidos los financieros y digitales, que contribuyen en torno al 80 % del PIB nacional.

El economista jefe del servicio de análisis EY Item Club, Howard Archer, constató que la economía de Reino Unido se vio golpeada por "los altibajos del proceso de salida de la UE y el debilitamiento de la economía global".

De cara a 2019, predijo que el PIB podría recuperarse si el país "logra ratificar durante el segundo trimestre un acuerdo de retirada de la UE" que aporte seguridad a los hogares y a los negocios.

Otros datos difundidos hoy por la ONS revelan que el consumo de los británicos bajó hasta el 0,3 % en el último trimestre de 2018, arrojando un crecimiento interanual del 1,8 %, el más bajo de los últimos años.

Un estudio de la caja de ahorros Nationwide indica que el precio de la vivienda ha caído en Reino Unido por primera vez desde 2012, incluso en Londres, debido a la reticencia de los compradores por si siguen bajando los precios a razón de la inestabilidad política.

En la capital británica, los precios se redujeron un 3,8 % en los tres primeros meses de este año, frente al mismo periodo de 2018, el mayor descenso en una década, si bien el valor medio de la propiedad continúa alto en términos históricos, de unas 455.594 libras (unos 530.000 euros).

Tras el rechazo al tratado del "brexit", la libra esterlina se depreciaba un 0,35 % frente al euro, hasta 1,1580 euros, y 0,34 % ante el dólar, hasta 1,3002 dólares.

La publicación del cálculo definitivo del crecimiento de la economía en 2018 coincide con la fecha en que el Reino Unido debía haber abandonado formalmente la UE, lo que al final no ha ocurrido al no haber aprobado el Parlamento el acuerdo de salida ratificado por los Veintisiete.

El pasado 13 de marzo, el Gobierno británico rebajó de 1,6 a 1,2 % su previsión de crecimiento económico en 2019, si bien mantuvo la predicción de un 1,4 % en 2020 y un 1,6 % en los tres años siguientes.

Pese a la confusión que suscita el "brexit", la economía se ha mantenido hasta ahora relativamente estable, aunque ralentizada, con la inflación en el 1,8 % y el desempleo en el mínimo histórico del 3,9 %.

Ni este artículo, ni sus datos, ni su contenido multimedia o relacionado constituyen recomendación alguna o estrategia de inversión. Inversor Ediciones, SLU (incluyendo a sus profesionales, colaboradores y proveedores) declina cualquier responsabilidad relacionada con el uso que usted dé a los contenidos publicados por finanzas.com y/o la revista INVERSIÓN.