Macroeconomía

La banca italiana pide más medidas para mitigar los efectos sobre la rentabilidad

El Banco Central Europeo, situado en Alemania

Los bancos italianos pidieron este miércoles al Banco Central Europeo (BCE) que la política monetaria altamente acomodaticia de bajos tipos de interés vaya acompañada de "medidas que mitiguen los efectos negativos sobre la rentabilidad de los bancos".

La petición la han realizado el presidente de la Asociación Bancaria Italiana (ABI), Antonio Patuelli, y el director general, Giovanni Sabatini, en una carta dirigida al presidente del BCE, Mario Draghi, en vista de la importante reunión que mantendrá el organismo mañana y tras la que se podrían anunciar nuevas medidas de estímulo para la economía de la Eurozona.

La ABI informó en un comunicado de que la institución ha propuesto al BCE la aprobación de medidas como una tasa de depósito escalonada que aliviaría el impacto colateral de los bajos tipos de interés en la rentabilidad del sector. Actualmente el BCE presta a los bancos al 0% semanalmente y les cobra un 0,4% por el exceso de reservas a un día.

La banca italiana reconoce que "las decisiones que ha tomado el BCE en materia de política monetaria durante las dos fases de la gran crisis financiera han permitido preservar la integridad del euro, mitigar el impacto de la crisis en la economía europea, en las empresas y en las familias, y también en los bancos, a pesar de la reducción de los tipos de interés".

Subraya el "enorme esfuerzo" que han realizado los bancos europeos por "adaptarse a los nuevos requisitos reglamentarios, sobre todo en términos de fortalecimiento del capital a pesar de la capacidad reducida para la generación interna de capital, especialmente en comparación con la de los bancos estadounidenses".

Y pone de relieve que el sector ha saneado sus cuentas, pero sigue "sufriendo los efectos de la desaceleración económica mundial, consecuencia de las tensiones geopolíticas y la guerra comercial".

La ABI admite que actualmente "las señales de riesgos a la baja para la economía global y la zona del euro se intensifican y las expectativas de inflación vuelven a alejarse del objetivo del BCE de una tasa inferior, pero cercana al 2%".

Y recuerda que para que "la política monetaria pueda desarrollar plenamente sus efectos", los gobiernos de la zona euro deben implementar las reformas estructurales necesarias, relanzar las inversiones públicas y privadas, y equilibrar los saldos de cuenta corriente.

Ni este artículo, ni sus datos, ni su contenido multimedia o relacionado constituyen recomendación alguna o estrategia de inversión. Inversor Ediciones, SLU (incluyendo a sus profesionales, colaboradores y proveedores) declina cualquier responsabilidad relacionada con el uso que usted dé a los contenidos publicados por finanzas.com y/o la revista INVERSIÓN.