Iberdrola invertirá 32.000 millones de euros entre 2018 y 2022 tras ganar un 3,7% más

Iberdrola obtuvo un beneficio neto de 2.804 millones de euros en 2017, un 3,7% superior al de un año antes, según ha informado este miércoles la eléctrica, que propondrá en su próxima junta de accionistas un dividendo de 0,32 euros brutos por acción, un 3,2% más que en 2016.

El_presidente_de_Iberdrola,_entre_los_protagonistas_del_«Davos_Latino»_0

Iberdrola obtuvo un beneficio neto de 2.804 millones de euros en 2017, un 3,7% superior al de un año antes, según ha informado este miércoles la eléctrica, que propondrá en su próxima junta de accionistas un dividendo de 0,32 euros brutos por acción, un 3,2% más que en 2016. La compañía ha reaccionado a estas cifras con caídas superiores al 1%. 

La compañía presidida por Ignacio Sánchez Galán ha achacado el crecimiento del beneficio a los negocios de Redes, principalmente en Estados Unidos, y Renovables, así como a la integración desde septiembre de Neoenergia en Brasil, y a pesar del pobre comportamiento de la generación en España por el fuerte impacto de la sequía.

En 2017, las inversiones alcanzaron los 5.891 millones de euros, un 38% por encima de las de 2016, que se centraron en los negocios regulado, de energías renovables y de generación mediante contratos a largo plazo. Un 72% del total se destinó a crecimiento.

Asimismo, la reforma fiscal en Estados Unidos, anunciada el pasado mes de diciembre, supuso un impacto neto positivo de 1.284 millones de euros, que la compañía ha destinado casi en su totalidad a provisiones y ajustes de valor de ciertos activos, lo que ha reforzado su perfil de negocio.

En 2017, la filial de Iberdrola en Estados Unidos (Avangrid) aumentó su beneficio neto ajustado un 6%, hasta los 682 millones de dólares (553,8 millones de euros).

La compañía propondrá a la junta general de accionistas, convocada para el próximo 13 de abril, una remuneración anual con cargo a 2017 de 0,32 euros brutos por acción, un 3,2% más que en 2016.

Previsiones de futuro

Iberdrola invertirá 32.000 millones de euros entre 2018 y 2022, lo que le permitirá sentar las bases para un crecimiento sostenible futuro, según ha anunciado este miércoles la compañía, que espera alcanzar en 2022 un beneficio neto de entre 3.500 y 3.700 millones de euros.

Más del 90% de las inversiones previstas para dicho periodo se destinará a los negocios de Redes (50%), Renovables (37%) y Generación contratada en México (4%), áreas que aportarán más del 80% del resultado bruto de explotación (Ebitda) en 2022.

El grupo mantendrá inversiones en curso por valor de 9.000 millones de euros al final del periodo, que permitirán continuar incrementando los resultados más allá de 2022.

La compañía espera alcanzar en 2022 un beneficio neto de entre 3.500 y 3.700 millones de euros y mantener su política de remuneración al accionista, creciente en línea con los resultados. El beneficio neto esperado implicaría alcanzar un dividendo de 0,4 euros brutos por acción al final del plan.

Ni este artículo, ni sus datos, ni su contenido multimedia o relacionado constituyen recomendación alguna o estrategia de inversión. Inversor Ediciones, SLU (incluyendo a sus profesionales, colaboradores y proveedores) declina cualquier responsabilidad relacionada con el uso que usted dé a los contenidos publicados por finanzas.com y/o la revista INVERSIÓN.