Hacienda de Álava no ve necesario investigar pagos de la caja de resistencia

El diputado general de Álava, Ramiro González (PNV), ha asegurado hoy que la Hacienda alavesa no investigará las aportaciones que los sindicatos hagan a sus afiliados a través de la llamada "caja de resistencia", una acción que sí ha iniciado su homóloga vizcaína con un requerimiento a CCOO.

González ha recordado en una rueda de prensa que "en el caso de la Diputación foral de Álava no se han apreciado elementos que hayan hecho a los técnicos tomar una medida de este tipo".

En el caso de Bizkaia, la Hacienda foral remitió a CCOO de Euskadi un requerimiento para que aclare las cantidades abonadas y "en su caso" las retenciones practicadas en los ejercicios 2014, 2015, 2016 y 2017 a los afiliados a quienes sostuvo económicamente durante las huelgas y conflictos habidos en dichos ejercicios.

La central sindical respondió ayer con una oferta a colaborar con la institución, aunque aseguró que no había utilizado este recurso y que estaba al día en todos los pagos con la Diputación.

Por su parte, el diputado de Álava ha advertido de que este tipo de pagos a los trabajadores "tributan en el IRPF", y que es obligatorio declararlos "como cualquier otro ingreso", aunque ha asegurado que no existen dudas "de que quienes hayan recibido esas retribuciones las hayan declarado".

Ni este artículo, ni sus datos, ni su contenido multimedia o relacionado constituyen recomendación alguna o estrategia de inversión. Inversor Ediciones, SLU (incluyendo a sus profesionales, colaboradores y proveedores) declina cualquier responsabilidad relacionada con el uso que usted dé a los contenidos publicados por finanzas.com y/o la revista INVERSIÓN.