Grecia relaja el control de capitales y amplía las retiradas y transferencias

Grecia dio hoy un nuevo paso en el progresivo relajamiento del control de capitales vigente desde junio de 2015 y amplió la cantidad máxima de retirada de dinero en efectivo y de las transferencias al extranjero.

El decreto ministerial, publicado hoy y que entrará en vigor en cuanto se publique en el Boletín Oficial del Estado, permite a los ciudadanos retirar hasta 5.000 euros mensuales en lugar de los 2.300 euros vigentes en la actualidad.

La nueva orden ministerial aumenta de 2.300 a 3.000 euros el dinero en efectivo que cada persona que viaje al extranjero pueda portar consigo.

Además eleva de 2.000 a 4.000 euros la cantidad que se puede transferir cada dos meses al extranjero, medida que entrará en vigor a partir del 1 de julio.

Las empresas, por su parte, podrán duplicar de 20.000 a 40.000 euros la cuantía diaria que pueden abonar a sus clientes en el extranjero.

Según comunicó el Ministerio de Finanzas, la decisión constituye un paso más hacia la eliminación definitiva de las restricciones "tan pronto como sea posible", garantizando la estabilidad financiera y la estabilidad macroeconómica.

El 20 de agosto próximo Grecia abandona el tercer programa de asistencia financiera y su objetivo es financiarse a partir de ese momento por sus propios medios en los mercados financieros.

Grecia impuso un corralito el 29 de junio de 2015 que mantuvo los bancos cerrados durante tres semanas para frenar la salida masiva de depósitos que había empezado en diciembre de 2014 y se aceleró a partir de la victoria electoral del izquierdista Syriza, en las elecciones del 25 de enero de 2015.

Ni este artículo, ni sus datos, ni su contenido multimedia o relacionado constituyen recomendación alguna o estrategia de inversión. Inversor Ediciones, SLU (incluyendo a sus profesionales, colaboradores y proveedores) declina cualquier responsabilidad relacionada con el uso que usted dé a los contenidos publicados por finanzas.com y/o la revista INVERSIÓN.