Gobierno brasileño ayudará a Río a evitar vergüenza en los Juegos Olímpicos

El Gobierno interino de Brasil prepara una serie de ayudas económicas para el estado de Río de Janeiro a fin de evitar la "vergüenza" que el país puede pasar durante los Juegos Olímpicos por su crisis financiera, afirmó hoy un portavoz oficial.

"No podemos pasar por esta vergüenza internacional", dijo el secretario del Programa de Inversiones del Gobierno, Wellington Moreira Franco, en alusión al estado de "calamidad financiera" que las autoridades de Río de Janeiro declararon el pasado viernes.

Según Franco, el presidente interino del país, Michel Temer, se propone liberar una cuantiosa y urgente ayuda financiera para Río de Janeiro, que en la recta final para los Juegos Olímpicos de agosto próximo se ha hundido en una aguda crisis económica que incluso pone en peligro el pago de los salarios de los funcionarios públicos.

"El presidente Temer no aceptará que pasemos por esa vergüenza en momentos en que la imagen del país está tan mal", agregó el alto cargo en declaraciones citadas por la Agencia Brasil.

Las autoridades regionales de Río de Janeiro decretaron el pasado viernes un estado de "calamidad" en las finanzas públicas, lo que les permitirá adoptar medidas excepcionales, como obtener créditos y firmar contratos sin concurso público.

La situación es tal que, por falta de dinero, el estado de Río de Janeiro no puede garantizar la conclusión de una nueva línea de metro que llevará al Parque Olímpico ni el pago de las horas extras de los policías que garantizarán la seguridad durante la celebración de los Juegos.

Según datos oficiales, el gobierno regional tiene una deuda de 66.000 millones de reales (unos 19.411 millones de dólares) y en este momento le faltan unos 19.000 millones de reales (unos 5.588 millones de dólares) para cumplir sus compromisos para el resto del año.

Para analizar esa situación y también la crisis a la que se enfrentan otros estados, Temer convocó para hoy a los 27 gobernadores del país, a fin de analizar diversas formas de auxilio para las regiones con las mayores dificultades financieras, que incluyen también al Distrito Federal de Brasil y a Río Grande do Sul.

Ni este artículo, ni sus datos, ni su contenido multimedia o relacionado constituyen recomendación alguna o estrategia de inversión. Inversor Ediciones, SLU (incluyendo a sus profesionales, colaboradores y proveedores) declina cualquier responsabilidad relacionada con el uso que usted dé a los contenidos publicados por finanzas.com y/o la revista INVERSIÓN.