Frei: desde Europa ya no llegan las inversiones a Chile como lo hacían

El embajador especial de Chile para Asia-Pacífico, Eduardo Frei, destaca que la inversión europea ya no llega a su país como lo hacía en los noventa y afirma que, en su lugar, lo está haciendo la de China, país que representa ya más del 50 por ciento del comercio exterior chileno.

En una entrevista con Efe en el marco de la Semana de Chile en China, que coincide con la primera Exposición Internacional china de Importaciones de Shanghái, Frei resaltó que el gigante asiático es, con diferencia, el primer socio comercial de Chile.

Los intercambios comerciales chilenos con China crecen a un ritmo espectacular, con un incremento solo este año del 37 por ciento y en los últimos años se ha producido además un fuerte aumento de la inversión china en la nación sudamericana.

"Las grandes inversiones que hicieron las empresas españolas en Chile en los noventa hoy día las vemos hechas por empresas de Corea, de Japón, de China, y en últimos cuatro o cinco años las chinas han aumentado especialmente", indicó el que fuera presidente de Chile entre 1994 y 2000.

Una inversión que no se limita solo ya a las grandes obras de minería sino que buscar estar presente también en infraestructura, desarrollo energético o en la ampliación de los puertos que Chile necesita para competir en los mercados mundiales.

"Antiguamente dependíamos de EEUU y de Europa, hoy estamos mucho más repartidos, tenemos una red de acuerdos con más de 60 países con los que tenemos tratados de libre comercio y que representan casi el 85 por ciento del PIB mundial", dijo Frei.

Esa diversidad de alianzas, recalca, les protege especialmente de las guerras comerciales, aunque considera que hay "que reducir al máximo esos conflictos".

El comisionado para la región de Asia-Pacífico señala que a Chile llegan para embarcarse los productos de Brasil, Argentina, Uruguay y otros países latinoamericanos, que de manera creciente exportan alimentos agrícolas a todos los países asiáticos.

Chile persigue mejorar esa condición de nudo de enlace con el Pacífico mejorando sus puertos e infraestructuras, uno de los motivos por los que se adhirió la semana pasada a la iniciativa de la Franja y la Ruta, el multimillonario proyecto global chino de inversión en infraestructuras, conocido también como las "Nuevas Rutas de la Seda".

"Es la ruta de la seda euro asiática de hace milenios, que aplicada a Chile significa interconectividad y grandes obras de infraestructura que permitan desarrollar el comercio exterior de una mejor manera", afirmó.

Chile forma parte además del Banco Asiático de Inversión en Infraestructura y en el país se han instalado "dos o tres bancos chinos que han sido muy importantes para fomentar las inversiones y aumentar el comercio", resalta.

Frei explica que la relación comercial chilena con China "se ha diversificado mucho" porque se han comenzado a vender al país asiático muchos productos alimenticios, además del vino.

La exportación de productos como carnes blancas, arándanos, aguacates, uvas o salmón "está creciendo a tasas altísimas", señala.

Ese crecimiento ayuda además al desarrollo de otros sectores ya que la logística que se requiere para la exportación de alimentos frescos "es grandiosa".

"Estamos a 30 o 40 días de barco. El año pasado exportamos mil millones de dólares en cerezas, lo que supuso 8.500 contenedores y 60 aviones de un producto que tiene que llegar con frío hasta aquí y estar a tiempo para el año nuevo chino", cuando es tradición entre los chinos ofrecerlas como regalo.

Igualmente, la certificación electrónica de la mercancía que se realiza actualmente en los centros de producción de Chile ha significado, dice, "un desarrollo muy grande" para la industria alimentaria nacional.

"Vivimos en un mundo globalizado, nadie puede negarlo y lo que hizo Chile desde principios de los noventa fue introducirse en ese mundo y estar presente", asevera.

En la feria de Shanghái -a la que han acudido también el canciller chileno, Roberto Ampuero, y el ministro de Agricultura, Antonio Walker- más de 65 empresas chilenas buscan nuevas oportunidades para exportar sus productos a China.

Ni este artículo, ni sus datos, ni su contenido multimedia o relacionado constituyen recomendación alguna o estrategia de inversión. Inversor Ediciones, SLU (incluyendo a sus profesionales, colaboradores y proveedores) declina cualquier responsabilidad relacionada con el uso que usted dé a los contenidos publicados por finanzas.com y/o la revista INVERSIÓN.