El Vaticano se une a la SEPA, la Zona Única de Pagos en Euros

El Vaticano pasará a formar parte de la Zona Única de Pagos en Euros (SEPA, en inglés), después de que lo aprobara la semana pasada el Consejo Europeo de Pagos (EPC), informó hoy la Santa Sede en un comunicado.

La SEPA es la zona en la que ciudadanos, empresas y otros agentes económicos pueden hacer y recibir pagos en euros desde una cuenta situada en cualquier lugar de la zona con las mismas condiciones con que se efectúan en el ámbito nacional.

Se prevé que a partir del 1 de marzo de 2019 la entrada sea efectiva y que las condiciones de la SEPA se apliquen a las instituciones financieras del Vaticano.

El Vaticano se suma así a los otros 35 estados que ya forman parte de esta iniciativa: los 28 países de la Unión Europea, Islandia, Noruega, Liechtenstein, Mónaco, Suiza, San Marino y Andorra.

El presidente de la Autoridad de Información Financiera del Vaticano, René Bruelhart, dijo que la entrada del país a la SEPA "es un signo muy positivo" que "ayudará a facilitar los pagos y a armonizar los servicios".

"Además, demuestra los esfuerzos de la Santa Sede para mejorar la transparencia financiera", añadió.

Ni este artículo, ni sus datos, ni su contenido multimedia o relacionado constituyen recomendación alguna o estrategia de inversión. Inversor Ediciones, SLU (incluyendo a sus profesionales, colaboradores y proveedores) declina cualquier responsabilidad relacionada con el uso que usted dé a los contenidos publicados por finanzas.com y/o la revista INVERSIÓN.