El rechazo al TTIP sería un problema para las pymes, según García-Legaz

El secretario de Estado de Comercio en funciones, Jaime García-Legaz ha explicado hoy que, de no aprobarse el tratado comercial entre la Unión Europea y Estados Unidos (TTIP), el problema no será de las multinacionales y sí "de las pymes españolas".

Durante la presentación del número extra sobre exportaciones de la revista del Colegio de Economistas de Madrid, García-Legaz ha explicado que será así porque, de no firmarse el tratado, las pymes españolas perderán la cuota exportadora que tienen en Estados Unidos.

Sobre las críticas al TTIP, ha dicho que "es la primera vez en la historia de la Unión Europea (UE) que se publica el mandato de negociación, que se abre una sala de lectura y una página monográfica".

Además, ha respondido a algunas críticas, como que se va a comercializar carne hormonada, cuando el borrador incluye ya que la UE no va a permitirlo, o hacia la apertura a los productos genéticamente modificados, "cuando España es uno de los grandes países productores europeos desde hace años".

"No es un debate sobre argumentos ni verdades o hechos", ha dicho el secretario de Estado, quien ha defendido que el TTIP generará más de 330.000 puestos de trabajo en España y mejorará los salarios.

"Pocos países pueden presumir de logros en el sector exterior durante la crisis como España", ya que en los últimos seis o siete años ha conseguido darle la vuelta a la balanza de pagos gracias, sobre todo, al esfuerzo de las empresas, ha añadido.

Así mismo, ha incidido en que esta "hazaña" hubiera sido imposible sin recuperar la competitividad, mejora que "sería un error perder", ya que en ese caso se correría el riesgo de retroceder en lo conseguido.

García-Legaz ha subrayado que "es fundamental seguir incrementando la base de empresas que exportan" para lograr que esta tendencia sea permanente y no un recurso anticíclico.

Esto ayudará a que la presencia comercial española aumente en zonas donde es limitada y de donde vendrá la mayoría del crecimiento mundial como China y el resto de Asia, África, América Latina y los propios Estados Unidos.

Sobre el dinamismo de las exportaciones de servicios no turísticos como consultoría, ingeniería o tecnologías, García-Legaz ha dicho que a ello ha contribuido el ICEX con su apoyo a las empresas, pero que se debe "hacer algo más", porque España pierde muchos contratos cuando alguna empresa asiática "pone sobre la mesa un paquete financiero imbatible".

Ni este artículo, ni sus datos, ni su contenido multimedia o relacionado constituyen recomendación alguna o estrategia de inversión. Inversor Ediciones, SLU (incluyendo a sus profesionales, colaboradores y proveedores) declina cualquier responsabilidad relacionada con el uso que usted dé a los contenidos publicados por finanzas.com y/o la revista INVERSIÓN.