El grupo Calvo prevé cerrar 2016 con unas ventas de 860 millones, un 9 % más

El grupo Calvo esperar cerrar 2016 con una facturación de unos 860 millones de euros (un 9 % más que un año antes) y una producción de 107.000 toneladas.

Confía además en "dar el salto" y convertirse en una "compañía global de alimentación" y no sólo de conservas, para lo que planea ampliar más su lista de productos y consolidarse en un mayor número de países.

Así lo ha explicado hoy en una conferencia en la escuela de negocios Esade su consejero delegado, Mané Calvo García-Benavides.

"En España hablas de Calvo y piensas en atún, lo que por un lado es una ventaja, pero también un freno. Tenemos poca capacidad para saltar a otros productos que no sean atún en España, pese a que lo hemos intentado con salchichas, hamburguesas...", ha recordado Calvo durante su intervención.

Esta situación contrasta con la estrategia del grupo en otras regiones, como Centroamérica, donde detectaron un nicho de mercado en el segmento de salsas picantes -en el que no tenían experiencia propia- y al que ya se dirigen tras llegar a un acuerdo con un socio local.

El consejero delegado de la firma ha defendido su política de "adaptar el producto a lo que demanda el consumidor final" en cada país donde están presentes, y ha incidido en que ofrecen ya un surtido con más de 70 referencias.

En torno a la mitad de las ventas de todo el grupo se realiza en Brasil, seguido por Italia, España (donde ronda los 200 millones de euros anuales de facturación), Centroamérica y Argentina.

El objetivo es encontrar algún país que a medio plazo represente en torno a un cinco por ciento de todas sus ventas.

Mané Calvo ha resaltado que ha sido precisamente la apuesta por la internacionalización en los años noventa la que ha hecho a la compañía "ser la que es hoy", ya que en su opinión España tiene poco margen para crecer.

Durante su alocución, el consejero delegado de la principal conservera de España -la segunda más importante de Europa y la quinta a nivel mundial- ha destacado también el acuerdo alcanzado en 2012 con el grupo Bolton, propietario actualmente del 40 % de la empresa y que les ha dotado de "solidez financiera".

En este sentido, ha recordado que vivieron un momento delicado en 2006, cuando no contaban precisamente con esa solidez financiera y llegaron diferentes ofertas para adquirir la compañía, que al final no fructificaron.

"Igual a partir de ahora llegan ofertas maravillosas y evidentemente veremos qué se hace. Pero la familia Calvo no tiene interés en salir de este negocio (...). No hay un apetito especial por ser más ricos; es más importante el proyecto que se nos presente que el dinero", ha señalado.

Ni este artículo, ni sus datos, ni su contenido multimedia o relacionado constituyen recomendación alguna o estrategia de inversión. Inversor Ediciones, SLU (incluyendo a sus profesionales, colaboradores y proveedores) declina cualquier responsabilidad relacionada con el uso que usted dé a los contenidos publicados por finanzas.com y/o la revista INVERSIÓN.