El Gobierno alemán pide a Siemens que aclare la llegada de turbinas a Crimea

El Gobierno alemán pidió hoy a Siemens que aclare con rapidez la operación por la que dos turbinas de la empresa alemana han llegado a la península de Crimea, violando presuntamente las sanciones impuestas a Rusia tras anexionarse ese territorio en 2014.

"Lo primero es aclarar lo más rápido y de la forma más amplia posible el caso. Y eso corresponde sobre todo a Siemens", manifestó en rueda de prensa el portavoz del Gobierno, Steffen Seibert, quien recordó que las empresas están obligadas a comprobar si alguno de sus acuerdos pueden violar el régimen de sanciones.

El grupo industrial y tecnológico ha denunciado a la empresa rusa Technopromexport por haber utilizado en Crimea dos de las cuatro turbinas que le vendió para una central en la península de Tamán.

Según explicó el lunes la firma, llevar las dos turbinas a Crimea es contrario al contrato firmado y sancionable y Technopromexport había asegurado por escrito que no pensaba usar el material en la península anexionada.

Seibert explicó que el Gobierno sigue "con mucha atención" el caso, afirmó que "llevar las turbinas a Crimea, vulnerando el contrato y las garantías dadas al más alto nivel, es un proceso llamativo" y señaló que se están estudiando en estos momentos las posibles consecuencias de una operación "totalmente inaceptable".

Ni este artículo, ni sus datos, ni su contenido multimedia o relacionado constituyen recomendación alguna o estrategia de inversión. Inversor Ediciones, SLU (incluyendo a sus profesionales, colaboradores y proveedores) declina cualquier responsabilidad relacionada con el uso que usted dé a los contenidos publicados por finanzas.com y/o la revista INVERSIÓN.