EEUU presiona a bancos para no hacer negocios con bonos rusos, según el WSJ

El Gobierno estadounidense presiona a los bancos de Wall Street para que no hagan negocios con bonos rusos alegando que podrían socavar las sanciones impuestas a Moscú por la comunidad internacional, según publica hoy The Wall Street Journal.

Rusia planea hacer su primera emisión internacional de bonos -por unos 3.000 millones de dólares- desde las sanciones impuestas en 2014 tras su anexión de Crimea y ha invitado a participar a los grandes bancos de Estados Unidos, la Unión Europea y China.

Sin embargo, el Departamento de Estado y el Tesoro han advertido a los principales bancos de Wall Street -Bank of America, Citigroup, Goldman Sachs, JPMorgan y Morgan Stanley- que invertir en esos bonos socavaría las sanciones impuestas a Moscú, según el diario.

Las sanciones no prohíben explícitamente a los bancos participar en esa emisión, pero algunas entidades como Citigroup ya los han descartado y otras como JPMorgan Chase o Goldman Sachs siguen valorando sus opciones, según fuentes citadas por el periódico.

"Es esencial que las empresas privadas en EEUU, la UE y el resto del mundo entiendan que Rusia sigue siendo un mercado de alto riesgo mientras continúan sus acciones para desestabilizar Ucrania", dijo el Departamento de Estado en un comunicado remitido al Journal.

Washington considera que ayudar a Moscú a financiar su deuda perjudica el impacto de las sanciones y así se lo ha trasladado a los bancos de Wall Street, a los que advierte de que su "reputación" podría verse en peligro si hacen negocios con Rusia.

JPMorgan sigue siendo una de las entidades estadounidenses más activas en Rusia aunque sus negocios representan una parte mínima de sus actividades, según el periódico, que recuerda que el año pasado sus ingresos en ese país alcanzaron los 9 millones de dólares.

EEUU y la UE impusieron en 2014 sanciones de carácter económico a una serie de personas y entidades rusas y ucranianas a las que considera culpables de desestabilizar Ucrania y de amenazar su integridad territorial, tras la anexión de Crimea.

Ni este artículo, ni sus datos, ni su contenido multimedia o relacionado constituyen recomendación alguna o estrategia de inversión. Inversor Ediciones, SLU (incluyendo a sus profesionales, colaboradores y proveedores) declina cualquier responsabilidad relacionada con el uso que usted dé a los contenidos publicados por finanzas.com y/o la revista INVERSIÓN.