Draghi, preparado ante el voto del "brexit", insiste en recetas para eurozona

El presidente del Banco Central Europeo (BCE), Mario Draghi, aseguró hoy que Fráncfort está preparado para hacer frente al impacto que tendría la victoria de los partidarios del "brexit" en el referendo británico, a la vez que insistió en sus recetas para la eurozona: reformas estructurales y más cooperación.

"El BCE está preparado para todas las eventualidades que sigan al referendo sobre la Unión Europea en el Reino Unido", aseguró Draghi durante su comparecencia ante la comisión de Asuntos Económicos y Financieros del Parlamento Europeo.

El banquero italiano recordó que el BCE vigila todos los "eventos relevantes, legales y también políticos" para poder analizar y prever sus posibles impactos en la eurozona, con el fin de gestionar los riesgos que puedan surgir de los mismos.

"Queremos estar preparados para todas las posibilidades", aseguró Draghi, quien puso como ejemplo la opción de que el BCE provea de liquidez al Banco de Inglaterra en caso de que ganara el "sí" a dejar la UE, aunque no entró en detalles sobre qué otras cartas se reserva "en función de cada escenario diferente".

"Sería muy difícil prever las diferentes dimensiones en las que un 'brexit' impactaría en los mercados y las economías de la eurozona y también es muy difícil especular sobre el resultado (del referendo), por lo que intentamos estar preparados para hacer frente a cualquier tipo de escenario, y en este momento no puedo decir nada más", apuntó.

Durante su comparecencia, Draghi volvió a insistir en la importancia que están teniendo las medidas de política monetaria -dentro de las que no descarta nuevos estímulos- para dar aliento a una recuperación que consideró aún "frágil", por lo que pidió a los países que prosigan con las reformas estructurales.

"Mirando hacia adelante, esperamos que la recuperación económica prosiga a un ritmo moderado, pero continuado. No obstante, para que esta recuperación se consolide, nuestros esfuerzos deben centrarse en acciones políticas contundentes para mejorar el contexto empresarial, favorecer la inversión y aumentar la productividad", dijo.

"Lograr estos objetivos no solo creará las condiciones para que la inflación acelere su vuelta a niveles por debajo, pero cercanos, al 2 %, sino que además harán una contribución a la mejoría de los estándares de vida de los ciudadanos europeos", añadió.

Para Draghi, la evolución de los precios, que sigue "bastante baja", irá en aumento a partir de finales de año, pero recalcó que la velocidad con lo que esto suceda "dependerá mucho de si hay reformas estructurales aplicadas o no".

También advirtió de que la inversión sigue un 10 % por debajo de los niveles registrados antes de la crisis, pese a que aquella no se encontraba entonces en "cotas históricas".

El banquero italiano también hizo hincapié en una cuestión en la que lleva insistiendo durante meses: la necesidad de completar la Unión Bancaria de la eurozona, cuyo tercer pilar, el sistema de garantía de depósitos, está estancado ante las reticencias de algunos países, encabezados por Alemania, de asumir más riesgos de sus socios.

Draghi advirtió de que una Unión Monetaria sin completar es "frágil a los impactos externos" y esto expone a los ciudadanos a "tener que pagar un mayor precio" en el caso de que vuelvan las turbulencias, por lo que dijo que el BCE cree que se debería "avanzar, encontrar un compromiso y acordar (la creación de) la garantía de depósitos".

No obstante, reconoció que para crear un mecanismo de este tipo "necesitamos confianza entre los países, y para eso necesitamos que la solidaridad venga con responsabilidad, para lo que a su vez son necesarios dos comportamientos: el cumplimiento de las reglas y convergencia", en un guiño a los países que exigen que se reduzcan los riesgos antes de mutualizarlos más.

El banquero italiano también aludió a la importancia de respetar las normas de disciplina fiscal para preservar su credibilidad, que tienen que aplicarse de manera "coherente y sostenida" en todos los países.

Ni este artículo, ni sus datos, ni su contenido multimedia o relacionado constituyen recomendación alguna o estrategia de inversión. Inversor Ediciones, SLU (incluyendo a sus profesionales, colaboradores y proveedores) declina cualquier responsabilidad relacionada con el uso que usted dé a los contenidos publicados por finanzas.com y/o la revista INVERSIÓN.