Costa de Marfil expulsa a un líder francés panafricanista por agitación

El líder panafricanista francés, Kémi Séba, fue expulsado ayer de Costa de Marfil, donde se encontraba para sensibilizar sobre cuestiones relacionadas con la soberanía del continente africano, informó hoy su ONG, Urgences Panafricanistes.

Las autoridades marfileñas arrestaron este martes en Abiyán a varios miembros de esta organización, que posteriormente han quedado en libertad, y cuando Kémi Séba conoció lo que ocurría decidió ir a la Dirección de Vigilancia del Territorio, en las instalaciones de la Policía.

Allí "fue interrogado durante toda la tarde, expulsado y subido al primer vuelo de Air Côte d'Ivoire con dirección a Contonú", en Benín, explicó a Efe Hery Djehuty, coordinador internacional de Urgences Panafricanistes, que figuraba entre los detenidos.

Desde que llegó ayer por la noche a Cotonú, donde se encuentra la sede de su organización, Kémi Séba está retenido por la Policía a la espera de la decisión del Ministro del Interior de este país africano.

Kémi Séba fue líder de la Tribu Ka, un grupúsculo radical negro y antisemita, que fue disuelto por el gobierno francés tras ser responsable de incidentes en el corazón del barrio judío de París en mayo de 2006.

En 2011, Séba se instaló en Senegal donde su activismo político a favor de la supremacía negra y la separación racial cambió hacia el panafricanismo, una ideología que defiende la unión de los pueblos africanos.

Kémi Séba, muy respetado por la juventud africana, volvió a hacerse notar en agosto de 2017 tras quemar en una plaza de Dakar un billete de 5.000 francos CFA (algo más de 7,5 euros) durante la campaña de su ONG en un acto simbólico contra esta moneda considerada "neocolonial".

Entonces, este activista fue puesto a disposición judicial y expulsado del país por las autoridades senegalesas.

La ONG, que se fundó a finales de 2015, se dedica a sensibilizar en torno a la ideología del panafricanismo y se encontraban en Abiyán, la capital económica de Costa de Marfil, organizando una movilización que tendría lugar este domingo, 31 de marzo, sobre las relaciones entre Francia y África y el colonialismo.

Esta movilización forma parte de una campaña que la ONG inició en noviembre de 2018 sobre la soberanía poniendo en cuestión el franco CFA, las bases militares francesas en el continente africano o el personal político "impuesto" desde el exterior.

Para ello se desplazan cada mes a un país y ya han visitado Burkina Faso, República Centroafricana, Benín y Níger, donde movilizaron a miles de personas "sin el menor desbordamiento", indicó la organización en su comunicado.

"Viendo la amplitud que iba tomando y el éxito que Kemi Seba tiene en cada una de sus movilizaciones", las autoridades marfileñas "no querían que tuviera lugar aquí en Costa de Marfil", declaró Djehuty a Efe.

Djehuty aseguró que Kémi Séba "no ha hecho nada" y que "su único crimen es haber querido pasar un mensaje de emancipación del continente africano y de lucha contra el franco CFA en un país como Costa de Marfil, meca del colonialismo francés".

El franco CFA es una moneda muy criticada que utilizan 14 países africanos, la mayoría excolonias francesas. El 50% de sus reservas se encuentra depositado en el Tesoro Francés y tiene una paridad fija con el euro.

Ni este artículo, ni sus datos, ni su contenido multimedia o relacionado constituyen recomendación alguna o estrategia de inversión. Inversor Ediciones, SLU (incluyendo a sus profesionales, colaboradores y proveedores) declina cualquier responsabilidad relacionada con el uso que usted dé a los contenidos publicados por finanzas.com y/o la revista INVERSIÓN.