Costa admite estar preocupado con el futuro de la operadora Portugal Telecom

El primer ministro luso, António Costa, admitió hoy estar preocupado con el futuro de la operadora Portugal Telecom (PT) y de sus trabajadores, empresa que fue vendida en 2015 al grupo francés Altice.

"Recelo bastante con que la forma irresponsable en que fue privatizada pueda originar un nuevo caso Cimpor, con una nueva desmembración que ponga en peligro no sólo los puestos de trabajo sino el futuro de la empresa", dijo durante una intervención en el debate sobre el Estado de la Nación en el Parlamento.

El jefe del Gobierno portugués se refería a la cementera Cimpor, reestructurada en 2012 tras pasar a manos del grupo brasileño Camargo Correa.

La privatización de PT, iniciada en 1995, se realizó en varias fases y quedó totalmente concluida en 2013, cuando el Estado se deshizo de las últimas acciones que mantenía en la compañía.

En 2015 fue adquirida por el grupo Altice, que prevé poner fin a las marcas con las que la operadora funciona en Portugal (PT y MEO) en 2018 para adoptar la marca global Altice.

El grupo francés está reduciendo significativamente la plantilla de PT y desde que controla la empresa ya han salido 600 empleados "por iniciativa propia o por acuerdo amistoso", confirmó hoy mismo el presidente de PT, Paulo Neves, en una audición en el Parlamento.

Además, otras 300 personas quedaron "sin función atribuida" y la empresa pretende recolocarlas o negociar su salida.

Varios sindicatos de la empresa han convocado una huelga general el próximo 21 de julio para protestar con algunas prácticas de la administración, como "la anulación de funciones a los trabajadores para forzar salidas".

Ni este artículo, ni sus datos, ni su contenido multimedia o relacionado constituyen recomendación alguna o estrategia de inversión. Inversor Ediciones, SLU (incluyendo a sus profesionales, colaboradores y proveedores) declina cualquier responsabilidad relacionada con el uso que usted dé a los contenidos publicados por finanzas.com y/o la revista INVERSIÓN.