China asegura que las reformas anunciadas por Xi no son producto de presión

China aseguró hoy que las reformas económicas que ayer anunció el presidente Xi Jinping son parte del proceso de apertura gradual del país y no son producto de la presión de Estados Unidos.

Las medias que avanzó Xi "no tienen nada que ver con las actuales fricciones comerciales China-EEUU", afirmó hoy en rueda de prensa Geng Shuang, un portavoz del Ministerio de Exteriores de Pekín.

Geng recalcó que "las medidas de ese calibre deben tomarse tras unas deliberaciones y disposiciones muy deliberadas. Es imposible tomarlas en un espacio de tiempo tan corto".

Xi, en la inauguración del Foro económico de Boao, prometió ayer la continuación del proceso de apertura económica al exterior de China, con más oportunidades para las empresas extranjeras, mayor protección de los derechos de propiedad intelectual y un descenso de aranceles a la importación de productos extranjeros, como automóviles.

Además, Xi defendió la globalización y la apertura frente al aislacionismo, y recalcó que "la mentalidad de la Guerra Fría está ahora más fuera de lugar que nunca".

El portavoz Geng recalcó hoy que desde hace tiempo "China ha destacado que seguirá comprometida con la política de apertura y que la puerta a la apertura china no se cerrará, sino que se abrirá más y más".

Ni este artículo, ni sus datos, ni su contenido multimedia o relacionado constituyen recomendación alguna o estrategia de inversión. Inversor Ediciones, SLU (incluyendo a sus profesionales, colaboradores y proveedores) declina cualquier responsabilidad relacionada con el uso que usted dé a los contenidos publicados por finanzas.com y/o la revista INVERSIÓN.