Bruselas pide a España que siga profundizando en las reformas

Un nuevo informe sobre empleo e impacto social vuelve a evidenciar las carencias del país pese a la mejoría de estos años

juncker--644x362

Nunca es suficiente. Bruselas siempre quiere más. Y claro, es hablar del enésimo informe sobre empleo e impacto social en la UE para que el nombre de España salga a relucir con mayúsculas. Que si el índice de desempleo (17,7%, el doble que la media europea), que si el paro juvenil (38,6%, 20 puntos más que la Eurozona), que si la precariedad laboral (un 26% de temporales, el doble que la UE), que si el riesgo de pobreza o exclusión social (un 28%, cinco puntos más)... En las 268 páginas del estudio (cifras de 2016), la cuarta potencia de la Eurozona sale destacada en casi todos los capítulos y casi siempre, en el furgón de cola. Ojo, también liderando epígrafes como la creación de empleo. Cuando uno está tan abajo, sólo queda ir arriba.

Las estadísticas son demoledoras y las comparaciones, dolorosas, cuando tu nombre siempre aparece asociado al de la devastada Grecia. Pese a todo, la situación nada tiene que ver con la de hace un lustro ni con la de hace apenas año y medio. España ya no es el problema, pero en la Comisión no quieren ni oír hablar de complacencia, de ahí que Bruselas pidiese al Gobierno de Mariano Rajoy seguir ahondando en las reformas, sobre todo en la laboral.

En lo referido al caso concreto de España, lo relevante de este lunes no fue ni la comparación con sus socios (la foto siempre sale borrosa frente a la media de la UE) ni las cifras aportadas (se trata de hacer un 'corta y pega' de las ya conocidas). La clave fue el mensaje político y aquí, el Ejecutivo comunitario lo tiene clarísimo. Esta vez, la encargada de ponerle voz fue la comisaria de Empleo, Marianne Thyssen. «El grado de mejora de España estos últimos años ha sido muy alto y eso se debe a las reformas. Así que el único mensaje que podemos dar es continuar con las reformas y su aplicación».

Son datos fríos y demoledores. «Todavía no hay razones para ser complacientes (...) Por supuesto, estamos hablando aquí del mercado laboral, pero nunca olvidemos la situación macroeconómica, ni las otras políticas que están estimulando la inversión en la economía, I D, innovación y productividad porque necesitamos también creación de empleo».

Un as para Rajoy

He aquí la cuadratura del círculo de Bruselas. Quiere que España siga tirando del tren del euro creciendo por encima del 3%; quiere más reformas para que se cree empleo con más rapidez pero también quiere que el empleo que se genere sea de calidad, fijo y con elevados salarios para que los jóvenes no sean los grandes perdedores de la crisis. La Comisión siempre lo quiere todo, pero el verano sólo sigue durando tres meses al año en el país del turismo del sol y playa.

Esto, ya desde una perspectiva interna, supone un balón de oxígeno para Rajoy pese a la enésima petición de que haga mucho más de lo que ya está haciendo. En el Congreso, la izquierda ha redoblado sus esfuerzos en contra de la reforma laboral mientras la Comisión sigue pidiendo más.

Ni este artículo, ni sus datos, ni su contenido multimedia o relacionado constituyen recomendación alguna o estrategia de inversión. Inversor Ediciones, SLU (incluyendo a sus profesionales, colaboradores y proveedores) declina cualquier responsabilidad relacionada con el uso que usted dé a los contenidos publicados por finanzas.com y/o la revista INVERSIÓN.