BASF dice que ha aceptado las condiciones de la CE para poder comprar Solvay

El grupo químico alemán BASF informó hoy de que ha aceptado las condiciones de la Comisión Europea (CE) para poder comprar a la compañía belga Solvay su división de poliamidas, fibras sintéticas que se usan en varias industrias, entre ellas la textil.

BASF anunció hace un año su intención de hacerse con Solvay por 1.600 millones de euros en metálico y sin deudas.

Esta adquisición completará la cartera de plásticos de BASF y ampliará su posición en las industrias de transporte, la construcción y de consumo.

El proceso de aprobación de la CE todavía está en curso y BASF ha ofrecido abstenerse de comprar ciertas partes del negocio europeo de poliamidas de Solvay, incluyendo capacidades de innovación y activos de manufactura del negocio de plásticos intermedios y de ingeniería.

La CE examina ahora esta oferta y posteriormente completará el procedimiento de revisión, según la empresa alemana.

Al complementar la cartera de plásticos de ingeniería, BASF tendrá mejor acceso a mercados importantes en Asia y Sudamérica.

BASF va a trabajar estrechamente con la CE, que tomará una decisión a comienzos de 2019.

Hasta ahora BASF ha obtenido la aprobación de ocho de diez jurisdicciones en todo el mundo.

La división de poliamidas de Solvay, que emplea a 2.400 personas en todo el mundo, se integrará en la división de plásticos para las industrias automovilísticas, de la construcción y de la electrónica de BASF.

Ni este artículo, ni sus datos, ni su contenido multimedia o relacionado constituyen recomendación alguna o estrategia de inversión. Inversor Ediciones, SLU (incluyendo a sus profesionales, colaboradores y proveedores) declina cualquier responsabilidad relacionada con el uso que usted dé a los contenidos publicados por finanzas.com y/o la revista INVERSIÓN.