Analistas mantienen pesimismo sobre economía brasileña tras medidas de Temer

Los analistas del mercado financiero mantuvieron hoy sus previsiones pesimistas para Brasil en 2016, para cuando esperan una contracción económica del 3,81 % y una inflación del 7,06 %, pese a las medidas anunciadas la semana pasada por el Gobierno del presidente interino, Michel Temer.

El gobernante interino, que asumió el 12 de mayo en sustitución de Dilma Rousseff, separada del cargo mientras el Senado la somete a un juicio político destituyente por supuestamente haber maquillado las cuentas fiscales, anunció la semana pasada sus primeras medidas para recuperar la economía y sanear las cuentas públicas.

Temer presentó un proyecto de enmienda constitucional que limita el crecimiento de los gastos públicos a la inflación del año anterior y otras medidas para inyectar recursos al Tesoro y reducir tanto el déficit como la elevada deuda pública.

Sus anuncios, sin embargo, al parecer fueron pasados por alto por cerca de un centenar de economistas del sector financiero consultados semanalmente por el Banco Central, según los datos divulgados hoy en el llamado Boletín Focus.

En el nuevo sondeo, los especialistas dijeron que prevén para este año una contracción del producto interior bruto (PIB) del 3,81 %, ligeramente inferior a la caída del 3,83 % que proyectaban una semana antes y del 3,89 % que preveían hace un mes.

De confirmarse tal previsión, la economía brasileña sufrirá en 2016 prácticamente la misma contracción que registró en 2015 (3,80 %) su peor resultado en los últimos 25 años.

Igualmente será la primera vez que la mayor economía de Suramérica, en grave recesión, encadene dos años seguidos de decrecimiento desde la década de 1930.

Los analistas, sin embargo, esperan una ligera recuperación en 2017, con un crecimiento económico del 0,55 %, ligeramente superior al aumento del 0,50 % que proyectaban hace una semana y del 0,40 % que preveían hace un mes.

En cuanto a la inflación, pese a las medidas anunciadas por el Gobierno, los analistas aumentaron ligeramente su previsión para este año, para cuando esperan un aumento de los precios del 7,06 %, superior al 7,04 % que preveían hace una semana.

La inflación prevista para este año, sin embargo, mejorará con respecto a la del pasado, cuando Brasil registró un aumento de los precios del 10,67 %, el mayor en los últimos trece años.

La mejoría no impedirá que el índice se sitúe nuevamente por encima de la meta establecida por el Gobierno. El Banco Central se impuso para este año una meta de inflación del 4,50 %, con un margen de tolerancia de dos puntos porcentuales, lo que establece un límite tolerado en el 6,50 % anual.

En cuanto a la inflación de 2017, los analistas también mantuvieron su previsión de hace una semana y proyectan que los precios crecerán un 5,50 % el próximo año, es decir por debajo del techo de la meta oficial.

Ni este artículo, ni sus datos, ni su contenido multimedia o relacionado constituyen recomendación alguna o estrategia de inversión. Inversor Ediciones, SLU (incluyendo a sus profesionales, colaboradores y proveedores) declina cualquier responsabilidad relacionada con el uso que usted dé a los contenidos publicados por finanzas.com y/o la revista INVERSIÓN.