La jubilación de los baby boomers eleva la pensión media hasta los 1.400 euros

Salarios más elevados y periodos más largos de cotización incrementan la pensión de los nuevos jubilados

La llegada de los baby boomers a la jubilación ha hecho que la subida de la pensión media del Régimen General alcance los 1.404,4 euros. Y va a más.  

Este incremento se debe a que los nuevos jubilados han cobrado a lo largo de su carrera laboral salarios más elevados que sus antecesores, por lo que sus bases de cotización y sus cotizaciones a la Seguridad Social han sido más altas, lo que incrementa la pensión a recibir.   

 A ello se suma que los individuos más mayores de la generación han tenido una vida laboral completa en muchos casos, con escasos periodos de desempleo y sin apenas lagunas de cotización.   

Publicidad

Mayor tensión para el sistema

La subida de las pensiones penaliza a la Seguridad Social, que cerró el año pasado con un déficit de 11.192 millones de euros, a lo que se sumará la revalorización de las pensiones en función de un IPC disparado.   

Según prevé la Comisión Europa, España podría cerrar este año con una inflación entre el 8 y el 9 por ciento, lo que supondría más de 15.300 millones de euros de gasto generado por la revalorización de las pensiones.

Publicidad

Una cifra muy superior a la prevista por el ministro de Seguridad Social, José Luis Escrivá, al impulsar el incremento de las pensiones al ritmo de los precios, y que le complicará su objetivo de mantener esta medida sin poner en peligro la sostenibilidad del sistema público de pensiones.  

A medio plazo Escrivá cuenta con una baza, aseguran los expertos, y es que la subida de la pensión de los jubilados irá frenándose cuando empiecen a retirarse los baby boomers más jóvenes, que, en general, se han incorporado más tarde al trabajo y se han visto perjudicados por periodos de desempleo, por lo que sus cotizaciones serán menores, al igual que la pensión a percibir.   

Publicidad

Autónomos, a la cola de las pensiones

La subida de las pensiones del Régimen General agranda la brecha existente respecto a las que cobran los que trabajaron en el régimen de autónomos, cuya nómina en agosto alcanzó los 836,1 euros al mes, 568 euros menos.  

Este año los jubilados autónomos han superado en su pensión la barrera de los 800 euros mensuales, debido principalmente a la revalorización de las pensiones en función del IPC, pero la brecha respecto a las del Régimen General sigue siendo muy ancha.  

Hasta ahora, los autónomos podían elegir su base de cotización y el importe por el que cotizar y más del 85 por ciento lo hacía por la base mínima, lo que genera unas pensiones bajas que en ocasiones la Seguridad Social aumenta con el complemento a mínimos.  

El año que viene entrará en vigor el nuevo sistema de cotización de los trabajadores autónomos que dependerá de los rendimientos netos obtenidos, “lo que previsiblemente elevará progresivamente la pensión de los autónomos que se jubilen en el futuro”, apuntan desde el Instituto BBVA de Pensiones.

Salario Mínimo

Otra diferencia considerable es la existente entre la pensión media del Régimen General con los trabajadores receptores del Salario Mínimo Interprofesional que reciben 1.000 euros al mes, 400 euros menos. 

Esta desigualdad se incrementa si se compara con la pensión más alta del sistema, la que cobran los jubilados del sector de la Minería del Carbón, que de media se sitúa en 2.447,8 euros mensuales.    

Publicidad

La pensión media del sistema también sube

La pensión media del sistema, que comprende las distintas clases de pensión: jubilación, incapacidad permanente, viudedad, orfandad y en favor de familiares, ascendió en agosto a 1.091,3 euros, lo que supone un 5,3 por ciento más, según datos del Ministerio de Seguridad Social.

En portada
Noticias de