Los impuestos reducen del 8,5 al 5,3% la subida real de las pensiones

La subida del 8,5% de las pensiones máximas por el IPC prevista por el Gobierno se quedará en un 5,3% real al pagar más impuestos

La revalorización del 8,5 por ciento de las pensiones prevista para el próximo año por el Gobierno en función del incremento del IPC se quedará, de hecho, en un 5,3 por ciento después de pagar impuestos para aquellos que reciben la pensión máxima.

Según calculan los expertos, una revalorización del 8,5 por ciento aumentaría la pensión máxima de jubilación hasta los 42.822 euros al año, lo que supone recibir una pensión mensual de 3.059 euros.

Publicidad

A esta cuantía habría que restar los 9.533,14 euros a pagar por IRPF en 2023, que suponen 1.241 euros más que lo tributado en 2022 por el mismo concepto.

La subida de las prestaciones también puede ocasionar a muchos pensionistas escalar en los tramos de retención en el IRPF, lo que hará que paguen más impuestos.

Tres supuestos

Rubén Gimeno, director del Servicio de Estudios del REAF-REGAF del Consejo General de Economistas, ejemplifica con tres supuestos lo que supondrá el incremento de las pensiones para el próximo año una vez pagados los impuestos.

El primer caso se trata de un jubilado soltero de 70 años que cobra una pensión media anual de 17.500 euros y que el año que viene aumentará hasta los 18.987,50 euros con la subida del 8,5 por ciento.

Publicidad

Tras este incremento ingresará 1.338 euros anuales limpios de impuestos, lo que suponen 95,57 euros al mes. También verá aumentada su tributación. Pagará por IRPF 1.973,56 euros, 149,06 euros más que este año.

Dependiendo de los ingresos obtenidos sumados a la pensión, su tramo de tributación de IRPF podría pasar el año que viene del 24 por ciento actual al 30 por ciento, advierten los expertos.

Publicidad

Cambios en una pensión de 31.000 euros

El segundo caso es el de un jubilado que este año recibirá unos ingresos anuales por su pensión de 29.000 euros, que aumentarán hasta los 31.465 euros en 2023.

Este incremento le supondrá una subida de su prestación de 1.725 euros anuales tras pagar impuestos. En este caso, el IRPF que tiene que pagar pasará de 4.992,50 euros en 2022 a 5.732 euros en 2023, 739,50 euros más.

Dependiendo de si obtiene o no otro tipo de ingresos, su tramo de declaración de IRPF podría pasar de tributar un 30 por ciento a hacerlo por un 37 por ciento.

Publicidad

Pensión máxima

El tercer supuesto elaborado por Rubén Gimeno es el de un jubilado que cobra este año la pensión máxima, 39.468,52 euros, que subirá en 2023 hasta los 42.823,34 euros.

Su pensión se incrementará el año que viene en 2.113 euros anuales después de impuestos, unos 150 euros al mes. Mientras que su IRPF subirá de los 8.291,85 euros que tributa este año a los 9.533,14 euros de 2023, lo que significa un aumento de 1.241,28 euros.

En este caso el contribuyente podría subir su tramo de tributación en el IRPF al 45 o al 47 por ciento, dependiendo de sus otras ganancias.

Hacienda baraja una subida de las retenciones del IRPF

Los jubilados con pensiones más elevadas también pueden sufrir el año que viene una subida de las retenciones del IRPF, según baraja el Gobierno.

Así lo advierte Enrique Devesa, profesor de la Universidad de Valencia e investigador del IVIE, para quien "es posible que aumente en 2023 el porcentaje de retención para las pensiones más altas. Ello dependerá de cómo quede definitivamente el IRPF".

Publicidad

Un déjà vu

Un caso parecido se vivió el año pasado en que las pensiones contributivas se revalorizaron un 2,5 por ciento a la vez que el Gobierno subió la retención del IRPF en cerca de un punto para las pensiones máximas y más de medio punto para las pensiones medias.

Así, los porcentajes de retención mínima para este año quedaron en el 1 por ciento para los ingresos de hasta 12.000 euros anuales; el 2,61 por ciento para pensiones de entre 12.001 y 18.000 euros anuales y el 8,69 por ciento para pensiones entre 18.001 y 24.000 euros.

En el caso de las pensiones más altas, subió el 11,83 por ciento para aquellas entre 24.001 y 30.000 euros y un 15,59 por ciento, la máxima retención, para pensiones superiores a los 30.000 euros.

Sobre cuánto podría subir la retención del IRPF el próximo año los expertos no se arriesgan a dar una cifra. Devesa indica que "al no saber cómo va a quedar la configuración del IRPF para 2023 es difícil hacer una previsión".

Publicidad

Obligación de tributar

Las pensiones de jubilación son consideradas rendimientos del trabajo al igual que los salarios y, por ello, los pensionistas pagan IRPF lo mismo que cualquier trabajador.

No obstante, hay excepciones. En el caso de que la prestación de jubilación sea lo único que perciben los pensionistas, no tienen la obligación de hacer la declaración de la renta aquellos que ingresen menos de 22.000 euros anuales.

En caso de que existan varios pagadores tampoco deberán declarar cuando la suma de las cantidades percibidas del segundo y restantes pagadores no superen los 1.500 euros.

Las pautas de finanzas.com

Nuestros boletines son valiosos para inversores y líderes financieros. Denos la oportunidad de demostrárselo. Si le decepcionamos: cancele, sin más.
Gracias por su confianza.

En portada

Noticias de