España se desploma en ahorro para la jubilación

El ahorro en planes de pensiones bate récords en los 22 países más importantes del mundo, mientras que en España cae un 40 por ciento

Ahorrar para la jubilación se ha convertido en un hábito cada vez más practicado por los habitantes de países desarrollados, como lo demuestra que los activos en fondos de pensiones acumulados por los 22 países más importantes del mundo alcanzaron el año pasado los 56,6 billones de dólares.

Estos activos se han duplicado en la última década, con un incremento interanual cercano al 6,9 por ciento, según recoge Global Pension Assets Study publicado por el Thinking Ahead Institute de WTW.

Publicidad

El crecimiento en 2021 se ha visto impulsado principalmente por los países anglosajones, con un 11,6 por ciento en Australia, un 8,5 por ciento en los Estados Unidos y un 7,7 por ciento en el Reino Unido.

Se desploman las aportaciones

En este listado no aparece España, que cada vez se encuentra más alejada de los puestos de cabeza del ranking de países con mayor ahorro finalista.

Los ahorradores españoles han disminuido en los últimos años el porcentaje de sus ahorros dirigido a planes de pensiones individuales, y en 2021 las aportaciones han caído en picado, en concreto un 39,9 por ciento respecto a 2020.

Publicidad

Alcanzaron entre enero y diciembre del año pasado 2.539 millones de euros, 1.775 millones menos que en 2020, cuando sumaron 4.314 millones de euros.

Publicidad

Además, fue el primer año de la serie histórica en que las aportaciones fueron menores que las prestaciones, en concreto 117 millones menos, según fuentes de Inverco.

Récord de patrimonio por efecto de mercado

A pesar de esta caída, los planes de pensiones registraron el año pasado un nuevo récord de patrimonio acumulado al superar los 127.998 millones de euros, un 8 por ciento más, debido a las revalorizaciones de las carteras por efecto de mercado.

La rentabilidad alcanzada fue la segunda más alta de la serie histórica, un 8,5 por ciento.

El causante de este descenso en vertical del ahorro en planes individuales ha sido el Gobierno y su decisión de reducir el año pasado de 8.000 a 2.000 euros el límite de las aportaciones con derecho a desgravación en el IRPF. Este año lo ha vuelto a rebajar de 2.000 a 1.500 euros. Con lo que en dos años se ha reducido en 6.500 euros.

"Este límite está generando una pérdida importante de ahorro futuro muy necesario para mantener el nivel adquisitivo en la jubilación, por lo que habrá jubilados mucho más pobres y con ingresos casi exclusivamente de la pensión pública”, señala Isabel Casares, secretaria general de la Organización de Consultores de Pensiones (Ocopen).

Publicidad

Otro problema que va a generar la reducción de las aportaciones, a juicio de Miguel Ángel Menéndez, director del área de Wealth de Mercer España, es que los ahorradores que quieran complementar su pensión pública a través del ahorro individual “tendrán que recurrir a inversiones en productos financieros no finalistas, como activos inmobiliarios, fondos de inversión o acciones que sufren una mayor volatilidad y, por tanto, tendrán una menor certeza sobre la cuantía de capital del que dispondrán en su retiro para complementar la pensión pública".

Más caídas previstas para este año

El ahorro en planes individuales seguirá cayendo este año. Así lo prevén fuentes de Inverco, apuntan que en 2022 las aportaciones caerán en cerca de 320 millones de euros y su volumen de activos rondará los 130.000 millones, un 1,6 por ciento más debido a la revalorización de los mercados.

Los expertos consideran que es necesario tomar medidas que frenen la caída del ahorro finalista, pero no es fácil.

Isabel Casares da unas pistas. “La vinculación de los planes de pensiones a las deducciones fiscales ha generado que en el momento en que se han reducido los límites fiscales se ha frenado el ahorro. Por ello, para conseguir que se siga aportando, haría que desvincular los dos factores y permitir aportar sin límites, aunque se mantengan los límites a las deducciones”.

Publicidad

Miguel Ángel Menéndez propone que la deducción fiscal en los límites de los planes individuales sea igual para todos los que realicen aportaciones, independientemente de su nivel salarial. “Hasta la fecha aquellos partícipes que tenían una tasa de gravamen más alta disfrutaban de una mayor deducción".

Consecuencias del ‘hachazo fiscal’ para la hacienda pública

Los futuros jubilados no son los únicos que se verán perjudicados por el recorte del Gobierno de los beneficios fiscales de los planes de pensiones individuales, también las arcas del Estado sufrirán sus consecuencias.

"Este recorte supondrá menores aportaciones a los planes y. a medio y largo plazo. menor pago impositivo y menor recaudación de impuestos por parte del Estado”, argumenta Enrique Devesa, profesor de la Universidad de Valencia e investigador del IVIE.

Fondos al alza

La caída drástica de ahorro en planes de pensiones prevista para este año contrasta con la subida de aportaciones a fondos de inversión. Fuentes de Inverco esperan que se incremente un 8,4 por ciento respecto al año pasado, hasta alcanzar los 672.000 millones de euros.

Consideran que “posiblemente” los fondos de inversión serán "el único instrumento que mantenga atractivo inversor para los hogares como ha ocurrido en los dos últimos años".

Publicidad
En portada
Publicidad
Noticias de